miércoles, 17 de mayo de 2017

Crónica de mi participación en la XV Feria de la Ciencia

Como muchos sabéis durante el viernes y el sábado pasado he estado participando en La 15 Feria de la Ciencia de Sevilla, con un proyecto muy personal llamado Ciencia Pokémon, que expliqué por aquí la semana pasada, y que ha sido la culminación de prácticamente un curso entero de intenso trabajo por parte de mis alumnos de 1º de Bachillerato. Hoy no podía perder la oportunidad de compartir por aquí lo que ha supuesto dicha experiencia.





La idea de participar en la feria surgió de la insistencia de mis alumnos, que conociéndome sabían que no me iba a negar. Puse resistencia al principio, pero pronto terminaron convenciéndome para embarcarnos en esta aventura. Después de barajar varias ideas nos decantamos por la Ciencia Pokémon, y lanzamos unas cuantas ideas que empezaríamos a trabajar cuando nos aceptaran el proyecto. Era el mes de noviembre del pasado año, y elaboramos un guión con las ideas principales que trataríamos en el stand y nos dispusimos a esperar que nos aceptaran, pero el correo de aceptación no llegaba. Así pasaron los meses y estando ya en enero de este 2017, llego a mi bandeja de entrada un correo electrónico genérico invitando a todos los participantes a una reunión informativa, pero claro, nosotros aún no sabíamos si íbamos o no... entonces sospeché que a lo mejor el correo de aceptación había llegado a la bandeja de spam... y ¡efectivamente! allí estaba, con un plazo de confirmación que ya había terminado. Lo consulté con mis alumnos, les dije que habíamos perdido un tiempo muy valioso, pero que si ellos querían continuar, hablaría con los responsables para ver si aún estábamos a tiempo de confirmar la participación, y por supuesto que dijeron que si, tanto mis chicos, como los responsables de la organización de la Feria de la Ciencia. Y allí empezó una carrera contrareloj que ha dado como fruto el stand que hemos disfrutado este fin de semana en FIBES.








Las ideas iniciales fueron cambiándose poco a poco, pero sin hacer grandes variaciones de las propuestas iniciales, aunque tuvimos que ir descartando ideas por falta de tiempo y por tener otras que nos parecían más adecuadas. Por ejemplo, desde el principio queríamos ofrecer una visión más amplia de la Ciencia Pokémon, incluyendo Biología, Física, Matemáticas, Química y Geología, pero estas dos últimas disciplinas terminaron cayéndose. La parte de Física y Matemática, también la dejamos para casi el final, porque preferíamos centrarnos en Biología, que era la base inicial del proyecto. También la idea inicial estaba más centrada en el juego Pokémon Go, pero al comprobar que poco a poco la fiebre por este juego había pasado y que la mayoría de la gente había dejado de jugar, ampliamos a todo el mundo Pokémon, ya fueran las películas y serie de animación, como todos los videojuegos anteriores.






La forma de trabajarlo fue variando también, y por ejemplo al principio, intercalábamos las clases habituales de Biología siguiendo el temario previsto, dedicando algún día suelto de cada semana a reunirnos para modificar ideas, comunicar funciones y tareas, y realizar búsquedas bibliográficas, documentación y artículos científicos en los que basarnos. Poco a poco tuvimos que aumentar el ritmo, yendo algunas tardes al instituto y dedicando la mayoría de las clases a la preparación de la Feria de la Ciencia, hasta las dos últimas semanas previas a la celebración que el ritmo se volvió desenfrenado, buscando horas libres o recreos para poder tenerlo todo a punto. 












Nos facilitó mucho todo el trabajo el tener establecido grupos estables desde el principio de curso, que habían trabajado en equipo en actividades anteriores, como la realización de maquetas de Geología o la realización de una línea de tiempo a escala. Estos grupos funcionaban independientes unos de otros, pero siempre había una retroalimentación posterior que hacía que las ideas pasaran del gran grupo al pequeño, y del pequeño al grande con gran fluidez, por lo que cada uno hacía su tarea y a la vez todos estaban enterados de las demás tareas. La madurez, la responsabilidad y el buen talante de los estudiantes, posibilitó también que apenas hubiera problemas de entendimiento entre ellos, salvo alguna cuestión puntual, inevitable cuando mucha gente trabaja junta. 




La primera tarea fue la elaboración de los pósters, para los cuáles primero nos documentamos sobre como se elaboraban las comunicaciones que se llevan a los congresos científicos o a los de medicina: tamaño, tipo de letra, contenido, distribución de éste, formatos, imágenes, diferentes soportes, formas de colgarlos... y una vez decidida la forma de hacerlos, pasamos a elegir los temas. También fue propuesta de los diferentes grupos, y de ese modo surgieron los temas principales que hemos tratado en el stand:

- EVOLUCIÓN: Quizás fue uno de los primeros en salir, ya que la idea de usar un concepto ampliamente usado en Pokémon, para compararlo y contrastarlo con la evolución en el mundo real, la teníamos bastante clara. De aquí surgió la idea de usar al Pokémon Eevee que con todas sus diferentes evoluciones, pero al dar tanto juego decidimos sacarlo fuera y dedicar un póster entero para él.



- ADAPTACIONES: Partiendo de Eevee, sus evoluciones y otros Pokémon inspirados en zorros hablaríamos de las diferentes especies, formas y adaptaciones de los zorros reales a diferentes ecosistemas en nuestro planeta.



- CLASIFICACIÓN Y TAXONOMÍA. Con este cartel queríamos explicar el sistema de clasificación que se usa para catalogar la biodiversidad de nuestro planeta, basado en categorías taxonómicas, usando como base la clasificación de los Pokémon y rehaciéndola para que se ajuste a la realidad. 


- BIOELECTRICIDAD. El cartel de Pikachu para explicar la bioelectricidad fue el primero que elaboramos definitivamente, y visto el resultado, fueron los propios alumnos los que lanzaron la idea de complementarlo con una figura que representara a Pikachu realizada por ellos mismos. Yo no tenía ni idea de como hacerla, pero ellos ni cortos ni perezosos, tiraron de recursos aprendidos en el mismo instituto, sobre todo en clase de mi compañera Cristina López y se pusieron manos a la obra a elaborarlo una vez dispusieron de los materiales necesarios. 



- CHARMANDER, BULBASAUR Y SQUIRTLE. Evidentemente una vez vista la viabilidad de realizar el cartel + la figura de Pikachu, surgió casi espontáneamente surgió la idea de hacer lo mismo con los tres Pokémon iniciales de la primera generación y de nuevo dividimos la tarea de realizar los tres pósters y las tres figuras. 





Cabe destacar que fue un acierto hacer las figuras representando a los cuatro Pokémon y añadirles detalles biológicos, como el corte de disección a Pikachu; las luces led a la cola de Charmander; el tubo para poder lanzar chorros de agua a Squirtle y la maceta de verdad a Bulbasaur. El hecho de tener esas figuras a un tamaño considerable en el stand resultaba bastante llamativo, nos facilitaba las explicaciones de los pósters y permitía a los visitantes tocar y manipular. Además la posibilidad de llevarse un recuerdo en forma de foto con el Pokémon favorito de cada uno era un gran atractivo para los más pequeños, pero también para mucha gente mas crecidita. De hecho una de las ideas originales era colocar un photocall en el stand para este fin, pero una vez elaborados los pósters, pensamos que qué mejor photocall que el material que habíamos elaborado nosotros mismos. Esa fue una de las razones por las que el póster de Pikachu, quizás el Pokémon más representativo, es de un tamaño mayor que el de sus otros tres compañeros. Además el resultado y el nivel de parecido de las figuras con los Pokémon de verdad era bastante aceptable, así que, una vez más, ole por mis alumnos y sus buenas ideas.


















La parte manipulativa juega siempre un papel muy importante en la educación y se aprende mucho más de lo que se toca y se manipula que de lo que solamente se lee o se escucha, por lo que la mezcla de todo ello fue muy acertada. Poder imaginar que hemos diseccionado a un Pikachu para ver su interior y comprobar como tiene unos órganos productores de electricidad similares a los de la anguila eléctrica distribuidos por todo su cuerpo y que pueden verse con con total claridad era una bonita experiencia (por supuesto, ningún Pikachu sufrió daños en la realización de esta disección); Poder abrir el bulbo de la espalda de Bulbasaur y comprobar como en su interior había una planta completa con sus raíces, su tallo y sus hojas, resultaba bastante llamativo y dejaba clara la naturaleza simbiótica de este bello Pokémon; comprobar que la cola de Charmander se iluminaba con luces de colores bioluminiscentes también llamaba mucho la atención a los más pequeños; pero quizás lo que más gustaba era comprobar como Squirtle usaba su ataque "Pistola de agua" y disparaba chorros hacia un cubo en el que había una diana con un insecto Pokémon, un Heracross, que hacía de víctima, simulando de forma bastante realista el ataque del pez arquero para capturar a sus presas.















La idea de realizar un concurso también partió de mis chicos, y de hecho se plantearon varios formatos diferentes, que fueron descartándose por diversas cuestiones: hubo en su momento sobre la mesa un Pasapalabra Pokecientífico, un taller de Origami Pokémon e incluso varios juegos de habilidad. Pero al final nos decidimos por el típico juego de las preguntas de respuestas múltiples, tanto sobre el mundo Pokémon en sí, como sobre los temas científicos tratados en nuestro stand. Buscamos una ruleta que nos permitía seleccionar de forma fácil los diferentes temas e hicimos ocho categorías basadas cada una de ellas en nuestros pósters, de los que fuimos extrayendo las preguntas y respuestas. Con cada batería de preguntas elaboramos una tarjeta identificada que permitió hacer el juego más dinámico y sencillo, y durante los dos días tuvimos lleno completo e incluso cola para participar en el juego. El premio será una camiseta Pokémon que sortearemos entre los que hayan acertado más preguntas y que anunciaremos en nuestras redes durante esta semana, aunque sospecho que mucha gente jugaba más por pasar un buen rato que por el premio en sí.







Los dos libritos temáticos de Pokémon tipo Planta y Pokémon tipo Fuego que elaboramos partiendo de material previamente publicado en mi blog, que relacionaba a todos y cada uno de los Pokémon de estos tipos con seres reales de nuestro mundo, gustaron mucho y llamaron también bastante la atención, y había gente que se pasaba un buen rato ojeándolo y compartiéndolo con compañeros, mientras que alguno de nuestros alumnos le explicaba detalles y curiosidades.



No nos aburrimos durante ningún momento, y todos hicimos un esfuerzo, a veces sobrehumano, para estar al 100 % en el stand, explicando, aclarando y acompañando a todos los visitantes. No hubo ningún momento en el que el stand estuviera vacío, y hubo muchísimos en los que estaba lleno a rebosar, incluso cuando los stands vecinos estaban bastante solitarios. Esto implicaba que la mayor parte del tiempo, mis chicos no pudieron hacer los turnos y las sustituciones previamente establecidas, sino que casi todos estuvieron allí casi todo el tiempo, lo cual es digno de admiración. No importaba que se estuvieran quedando sin voz, puesto que el nivel de ruido basal era bastante elevado y todos empezamos a sufrir de la garganta; no importaba el calor; no importaba el cansancio y el agotamiento, y conste que algunos venían de pasar una noche de feria en Paradas, la localidad vecina a Arahal, de la que mucho de ellos provienen; no importaba el sacrificio, hasta el nivel que algunos aguantaban allí hasta el borde del agotamiento, incluso aunque yo les hubiera dicho que se fueran a descansar que ya nos las arreglaríamos los que quedaran allí; en definitiva, estaban disfrutando tanto de aquella experiencia, que lo estaban dando todo. Y hablo desde el punto de vista completo de haber estado allí los dos días al completo, desde la mañana hasta la tarde.













Otra buena idea, que nos dio mi compañero Fernando Sempere, también profesor de Biología en mi instituto, y con más experiencia que yo en participar en la Feria de la Ciencia, fue usar las zonas comunes de FIBES para promocionar nuestro stand. Y encontramos dos formas de hacerlo que fueran mas o menos sencillas y baratas: la primera consistió en usar un pijama con forma de Charmander, cedido por una de las alumnas, Carmen Sempere, para que uno de los chicos se disfrazara, mientras que otro se colocaba la gorra de entrenador Pokémon, cedida también por mi alumna de 2º de Bachillerato, Irene Arahal, y con una Pokéball de fabricación casera, iban por todas las instalaciones haciendo un poco el teatrillo, y diciéndole a la gente que se acercara a nuestro stand. Por supuesto que se hicieron un montón de fotos con la gente que lo pedía y el efecto llamada fue muy importante. Por otro lado el reclamo de unos simples globitos pintados con la cara de Pikachu para los más pequeños, fue otro punto importante para hacer que más gente viniera a vernos. Creo que llegamos a repartir más de 400 globos, y el presupuesto que gastamos en ello no subió de 12 euros. Ver las caras de felicidad de los más pequeños, y no tanto, con su globito de Pikachu, fue también muy agradable. Creo que después de que empezaran a aparecer globo-Pikachus por todo FIBES, empezamos a notar que otros stands también daban globos, aunque posiblemente también trajeran esta idea desde el principio. El último día también nos llevamos un par de barritas pintacaras y más de uno y mas de dos, acabaron pintados con los coloretes de Pikachu, entre ellos yo mismo.






La ilusión de mis alumnos de ver en todo momento el stand a rebosar y de comprobar que era uno de los más bonitos y más llamativos de la Feria de la Ciencia, les hizo pensar en algunos momentos que podíamos optar a ganar el premio al mejor stand, pero al final no pudo ser, y el premio fue para el magnifico proyecto sobre Arquitectura bioclimática del Instituto Bécquer, que además participaban en el concurso Ciencia en 100 segundos con el mismo tema. Quizás a nosotros nos faltó participar con un vídeo sobre Ciencia Pokémon para obtener los 500 euros del premio, pero no importa, mis alumnos no le dieron la menor importancia, puesto que en ningún momento nos habíamos planteado competir para ello, y se olvidaron rápidamente. Creo que otra de las cosas que han aprendido con esto es que se pueden hacer cosas solo por satisfacción, sin buscar un reconocimiento inmediato o un premio, sino simplemente por el aprendizaje, la experiencia, y sin la excesiva competitividad en la que a veces nos vemos inmersos. Evidentemente el premio hubiera sido la culminación a todo el trabajo realizado y lo hubiésemos disfrutado muchísimo.








No he hablado aún del último póster, el que dedicamos a la FÍSICA y las MATEMÁTICAS y que estaba más centrado en el juego Pokémon Go, para comentarlo ahora, porque fue el más complejo y el que más nos costó resumir en imágenes para hacerlo llamativo, puesto que algunos desarrollos como la utilización de las fórmulas de Einstein y Planck para meter un Pokémon en una pokebola eran más complejos y por ello decidimos hacer un par de cuadernillos que estaban también disponibles en el stand donde nos extendíamos más en las explicaciones y que los alumnos usaban de apoyo en determinadas ocasiones. En dicho cuaderno también propusimos una batería de problemas de tiro parabólico cuyos enunciados se centraban en el mundo Pokémon, que algunos chicos se pusieron a resolver durante su visita al stand. Y no fueron pocos los profesores, sobre todo de física y matemáticas, que nos los pidieron, por lo que nos comprometimos a enviárselos al correo electrónico que nos dejaran. Lo haremos también a lo largo de esta semana, y aprovechamos para dejarlos en este post y en las redes sociales del proyecto.



La parte de redes sociales fue una decisión de última hora que nos ayudaba a darle más difusión y a darle continuidad a nuestro proyecto incluso después de terminada la Feria, que es nuestra intención. Para ello creamos una página de Twitter, que gestiona mi alumna Carmen Sempere, una cuenta de Instagram, que lleva mi alumno Manuel Rodríguez, y una página de Facebook que llevo yo. Creo que la experiencia de hacer de community manager de nuestro proyecto es otra experiencia enriquecedora más que se llevan estos chicos y que les vendrá fenomenal en el futuro. Por lo pronto las usaremos para compartir todas las fotos que se han realizado, para anunciar al ganador del concurso y para compartir los recursos que teníamos en el stand.





Sé que todos los chicos que han participado en el proyecto Ciencia Pokémon guardarán un grato recuerdo de esta época y espero que tarden en olvidarlo, y por supuesto deseo que hayan crecido un poco como personas tras esta experiencia, aunque ya puedo decir que he observado cambios muy importantes en solo un par de días en muchos de ellos: chicos que por circunstancias no podía venir algunos de los días y se ofrecían para estar en otros turnos o para el montaje del stand; chicos muy tímidos que el primer día se escondían tras sus compañeros y al cabo de un par de horas estaban explicando con total desparpajo; chicos que descubrían vocaciones y talentos especiales para tratar a niños o adultos; chicos vergonzosos para hablar con las chicas, y chicas vergonzosas para hablar con los chicos, que rompían el hielo gracias a las explicaciones de Ciencia Pokémon; chicos que sacrificaban poder estar en la feria de Paradas por estar en la Feria de la Ciencia; chicos que sonreían de la emoción cuando vieron el stand montado; chicos preocupados por que todo estuviera perfecto en todo momento, preocupados por el orden, la limpieza, el trabajo bien hecho; chicos educados a la hora de tratar a todo el mundo, siempre con una sonrisa en la cara, y chicos que casi lloran cuando desmontamos y dejamos aquel espacio que había estado tan vivo, vacío y con la luz apagada. Haber podido vivir todo esto, no tiene precio, y poder disfrutar de experiencias tan bonitas le hacen a uno sentirse afortunado de trabajar en lo que le gusta, y de apasionarse más aun si cabe por ello. Nunca me cansaré de darles las gracias por ello.




Pero esto no va a quedar aquí, puesto que ya tenemos ideas para sacarle aún más partido: hemos pensado exponerlo en nuestro propio centro antes de darle una ubicación definitiva, llevarlo a los colegios de la localidad, llevarlo a algún evento científico, presentarlo a algún concurso... en definitiva, darle más vida a este proyecto, que aún tiene mucho que decir. Os mantendremos informados.

Y quiero terminar repitiendo el agradecimiento que ya publiqué ayer en Facebook, pero que hace justicia a toda la gente que ha hecho posible haber materializado el proyecto montando el stand Ciencia Pokémon en la 15 Feria de la Ciencia de Sevilla:

En primer lugar a mis alumnos, Ana Amador, Julia Barrera, David Borrego, Nerea Brenes, Andrea Cabrera, Daniel Cabrera, Julia Calasanz, Gonzalo Diaz, Julián Fernández, Andrea Gil, Lucía González, María González, Sergio Jiménez, Juan Carlos Jurado, Jerónimo López, Juan Carlos López, Álvaro Martín, Carmen Montero, Ana Julia Murillo, María Celeste Ramírez, Manuel Rodríguez, Juan Carlos Rodríguez, María Lourdes Rueda, Antonio Jesús Ruiz, Laura Ruiz, Carmen Sempere, Juan Pedro Suárez, Rosa Torres y Remedios Urquiza. Muchísimas gracias chicos. A muchos os conozco desde que erais pequeños, a otros os he conocido este año, pero a todos os debo haber compartido esta experiencia tan bonita, que será muy difícil de olvidar. Gracias, gracias y mil gracias.



En segundo lugar a mis compañeros del IES La Campiña, un centro en el que me dejo la piel día tras día, y por el que seguiré trabajando mientras tenga fuerza para ello: Cristina Lopez, Fernando Sempere, Mariló Brenes, José Manuel Camacho, Maribel Flores, Miguel Duarte, Paco Ruiz, Vergara Rafa, Miguel Ángel Montero, Juana Mari Jimenez, que han participado de forma activa de una u otra manera en el proyecto, y muchos más amigos/compañeros que estaban ahí con sus palabras de aliento y de animo (ya sabéis, Gloria Campaña, Raquel García, Fabiola Fernández, Jairo Montero, Rafa Salvador, Conchita Torres, Miguel Ángel González, Carlos Rios...), y evidentemente a gente imprescindible para el buen funcionamiento del centro, que han estado apoyándome de una manera o de otra, como Lola Álvarez, Eva, Mari Carmen, Carmen y Paqui. Muchas gracias a todos.

En tercer lugar, nada de esto habría podido materializarse sin la aportación económica del propio IES La Campiña, así como la parte aportada por nuestra Ampa Esquimo, a través del apoyo incondicional de sus representantes Rosario Atoche y Manoli Fernandez, y del Ayuntamiento de Arahal, a través de las gestiones realizadas con nuestro alcalde Miguel Ángel Márquez. Muchas gracias a todos.

Y en cuarto lugar y no por ello menos importante, tanto a las familias de los alumnos implicados, por la paciencia que han tenido con ellos sobre todo estos últimos días con horarios estirados y raros, como a toda la gente que ha pasado por el stand felicitándonos por él. Es de bien nacidos ser agradecidos así que no falte también un GRACIAS bien grande para todos.

Por supuesto no voy a dejar de dar las gracias aquí también a mi familia, a Macarena y a mis niñas, ya que no he podido estar al 100 % con ellas en estos días que a lo mejor también les hacía mas falta, pero que no duden que las compensaré. Gracias


Estos días me habréis visto con cara de nerviosismo, de estrés, de alegría, de euforia, de preocupación... pero nada de eso importa porque yo he podido ver las caras de satisfacción, de orgullo, de alegría, de valentía, de sabiduría, de superación... de mis chicos y chicas, que lo han dado todo durante la elaboración y realización y durante los dos días que hemos participado físicamente en la Feria de la Ciencia. Los buenos momentos vividos en el stand 42 de esta 15ª Feria de la Ciencia serán muy difíciles de olvidar. GRACIAS.



1 comentario:

Marisa Castiñeira dijo...

Qué barbaridad! Cuánto trabajo! Pero mereció la pena por lo que cuentas, y no hay más que ver la cara de tus alumnos!
Hay Pokemon para estudiar biología, física, matemáticas,..... curioso, riguroso y divertido ! 👏👏👏
Carlos eres un Crack! Parabéns! por vuestro trabajo
(a mi hijo le rechifla pero es un "vago" :) para comentar)

NUBE DE ETIQUETAS

animales (263) ciencia (92) blog (76) biología (64) anatomía (59) animación (59) ilustraciones (58) pelicula (58) película (57) vídeo (56) arte (55) películas (54) evolución (51) blogs (47) estadísticas (45) peliculas (45) ilustración (44) aves (37) biologia (37) comic (36) ilustradores (36) series (36) insectos (35) dibujos (34) fotos (32) blogueando (29) video (28) comics (26) cómics (26) fotografia (26) vocabulario (24) biocabulario (23) dinosaurios (23) dibujo (22) libros (22) viñetas (20) ciencias (19) darwin (19) maquetas (19) música (19) premio (16) Manu (15) geología (15) educación (9) entomología (9) medio ambiente (9) zoologia (8) agua (7) célula (7) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)