jueves, 24 de abril de 2014

Leyendo a Mati en el Día del libro

Ayer, 23 de abril, Día del libro, tuve la suerte de poder participar en una actividad incluida en el plan lector de uno de los colegios de mi localidad, el CEIP San Roque, que consistía básicamente en elegir una lectura y asistir a una clase para leérsela a los alumnos de dicho grupo. 

CEIP San Roque. Fuente


Cuando recibí la invitación por parte de la dirección del centro, me alegro mucho enterarme de que Manolo Segura, su director, se hubiera dirigido a los demás compañeros de equipos directivos de los demás centros de la localidad, además de a otros profesores y maestros, y gente de diversos ámbitos de la cultura y de la política local, para invitarnos a participar en esta actividad enmarcada dentro de la celebración del Día del libro y del plan lector de dicho centro. Me contaba después Manolo que habían contactado con mucha gente, sin saber la respuesta que iban a tener, y que, afortunadamente, la respuesta había sido positiva en la mayoría de los casos.

Una vez acepté la invitación, Rubén López, el maestro encargado de la organización de esta actividad en el colegio San Roque, contacto conmigo para concretar los detalles, y quiero agradecerle desde aquí su trato exquisito en todo momento, aunque yo ya sabía de su buen hacer.

Cuando Rubén me comento que podía elegir un libro que yo quisiera, rápidamente pensé en algo sobre Biología, pero entonces caí en la cuenta de la pequeña joya que es el libro de Clara Grima y Raquel García Ulldemolins, y sin dudarlo decidí que sería ese el que me llevaría ese día. Y creo que acerté de pleno.

Clara, como Mati, dibujada por Raquel. Fuente

La noche anterior seleccioné tres capítulos que serían los que leería después y además lo hice a conciencia para poder realizar después con ellos algún pequeño juego o actividad que reforzara lo que habíamos leído. Y así preparé el material y ayer me planté en el colegio para realizar la lectura.

Coincidí con otras personas que iban a leer a otros grupos y, aunque no nos vimos, también leía esa mañana Carmen González, de Arahal Información, que ya desde temprano se había hecho eco del evento en su magnífica página informativa.

Titular de la noticia en Arahal Información. Fuente

El grupo en el que yo estuve era un 5º de primaria, ya que le había comentado a Ruben que prefería que fueran de los más mayores del colegio para que pudieran comprender bien la lectura del libro de Mati. En el aula me recibió su tutora, Marisa, que ya había hecho una pequeña presentación mía, y desde entonces hasta que me fui de la clase, el comportamiento de los chiquillos fue ejemplar. 

Mati y sus mateaventuras. Fuente
Comencé explicándoles que yo era profesor de Ciencias naturales, pero que, aunque me apasiona la Biología, también me gustan otras Ciencias, y quería que con aquella lectura perdieran un poco el miedo a las Matemáticas, aunque cuando les pregunté la mayoría me dijeron que les gustaban las Mates. 

A continuación empecé a leer la introducción del libro, (que por cierto por si alguien todavía no lo conoce, se titula "Mati y sus mateaventuras. Hasta el infinito y más allá" y está publicado por la editorial Espasa), para que conocieran a los personajes y fardé un poco de que conocía a la autora, de lo buena gente que era, de que había venido a mi instituto, de que habíamos compartidos buenos ratos de risa y divulgación, y que tenía el libro firmado y dedicado por ella misma y su hijo, en el que estaba basado otro de los personajes. Estos detalles les gustaron mucho, y aproveché para comentar que Clara era profesora de Matemáticas en la Universidad de Sevilla y que tenía un montón de historias de Mati publicadas en internet.

Presumiendo de libro firmado por "Mati" y "Sal". ;)

El primer capítulo que leí fue el titulado "Voy a leerte la mente, abuela", donde se habla de un truco de magia matemático muy chulo para adivinar el número que se ha pensado, basado en la transformación en binarios de los números. A pesar de que no entendieron muy bien lo de los números binarios y las potencias, por las caras que veía creo que disfrutaron de esa primera lectura. Al terminar como llevaba preparadas unas fichas como las que ilustran el capítulo para usarlas para adivinar números, hicimos el mismo truco de magia y los chavales se quedaban maravillados cuando les adivinaba el número que habían pensado. En esa parte disfrutaron como enanos. Me pidieron que les volviera a explicar como se hacía el truco, para poder ellos hacérselo después a sus familiares, y muchos de ellos lo pillaron bastante rápido. Además les deje en el aula las fichas para que pudieran jugar con ese truco matemático en otras ocasiones. Aquí podéis leer la versión web en el blog de Mati en Naukas: http://mati.naukas.com/2012/04/01/el-mago-de-2/

"Y ahora ya puedes entender este chiste:
“Sólo hay 10 tipos de personas en el mundo: los que saben binario y los que no”"

La maga Mati. Fuente
Haciendo el truco de magia matemático a los chavales de 5º. Fuente

El siguiente capítulo fue el de "Solo con 4 colores", y tras su lectura, como no podía ser de otra manera, les repartí un mapa de España en blanco, como el del libro, para que ellos lo intentaran colorear con cuatro colores solamente, y también disfrutaron un montón coloreándolo y dándole vueltas para ver como pintarlo sin que se tocaran dos provincias del mismo color. Por la parte de atrás de las fotocopias les había puesto el mapa complejo de Gardner, que también se cita en el libro, para que por la tarde en sus casa, siguieran pintando con cuatro colores. Muchos estaban tan entusiasmados coloreando, que cuando llego el momento de leer el siguiente capítulo me pidieron poder seguir dibujando aunque me estuvieran escuchando leer... La versión web en el blog de Mati en Naukas: http://mati.naukas.com/2012/04/01/dame-4-colores-y-pintare-el-mundo/

"Sal se quedó muy serio pensando y finalmente preguntó:
—¿Y no hay ningún mapa que necesite más de 4 colores?
—No, ya se demostró que no, eso se llama el Teorema de los 4 colores: “Cualquier mapa puede colorearse usando, como mucho , 4 colores”
Esta vez fue Ven quien preguntó:
—¿Los habéis probado todos?
—No, desde luego que no, pero se demostró que era imposible. Y. ¿sabéis qué?, que fue el primer teorema de la historia de las Matemáticas que se demostró usando ordenadores, muchos ordenadores."

Mati en 4 colores. Fuente

Ya con poco tiempo restante leí el tercer y último capítulo del libro que fue "No te creo Mati, ¿cómo va a ser un número de oro?", que era un poquito más complicado de comprender para ellos, pero que aproveché para contarles algunas curiosidades de ese número en la naturaleza, en el arte, o en el propio cuerpo humano. Versión web: http://mati.naukas.com/2012/04/01/el-oro-estaba-escondido-en-una-estrella-de-5-puntas/

"Pero no sólo en las matemáticas y en la arquitectura, sino que lo que más sorprende de este número de oro es que lo podemos encontrar en la Naturaleza: en el número de pétalos de las flores,en las espirales de una piña, el cociente entre vuestra altura y la altura de vuestro ombligo, o el de la distancia del hombro a los dedos y la distancia de los codos a los dedos. ¿Sabéis que es el ADN?
—No sé explicarlo muy bien —dijo Sal —pero es dónde está escrito de qué color son nuestros ojos y esas cosas, ¿no?
—Más o menos -contestó ella —Pues cada molécula de ADN es un rectángulo mágico, que mide 34 angstroms de largo por 21 angtroms de ancho."
Mati, Pitágoras, estrellas de 5 puntas y el número de oro. Fuente

Tras esto último llegó el turno de las preguntas, y la verdad es que me hicieron un montón. Me preguntaron si me gustaba leer, si de pequeño leía mucho, cuál era el último libro que me había leído, si yo había escrito un cuento, si me gustaban las matemáticas, preguntas sobre el instituto, e incluso me hicieron saber que les gustaba mucho mi camiseta de Jake el perro (que me había puesto a posta, ya que como he dicho algunas veces Hora de aventuras son unos dibujos animados bastante matemáticos...)
Aprovechando esas últimas preguntas también les hable de como encontrar a Mati en la red y de mi blog, por si tenían curiosidades biológicas también y saciada su curiosidad me despedí de ellos y de su tutora y salí del aula bastante satisfecho con la experiencia.

Mi camiseta molona de Jake el perro ;)

No es la primera vez que voy a un colegio a tratar con niños más pequeños y como siempre digo, la experiencia es muy gratificante, e incluso diría que necesaria, para recargar las pilas y mejorar el trato en el día a día con los alumnos más mayores del instituto. Sentir la ilusión, la curiosidad, el afán por conocer, la inocencia, el desparpajo y las ganas de aprender que tienen esos chiquillos es un refuerzo positivo que todos los profesores de Secundaria, Bachillerato y Ciclos formativos deberían poder sentir alguna vez. 

Mi libro de Mati

Espero que los chavales disfrutaran de la experiencia tanto como yo mismo lo hice y, como le he hecho saber tanto a Manolo, como a Rubén, espero tener la oportunidad de volver a repetir cuando haga falta. 

Desde aquí agradezco a todos los que han hecho posible esta experiencia y los felicito por esta gran iniciativa de implicar a gente de la comunidad educativa y de fuera de ella en ese proyecto lector que creo que será muy enriquecedor para los alumnos del colegio.

-----------------
Entradas relacionadas:



NUBE DE ETIQUETAS

animales (256) blog (72) ciencia (69) anatomía (59) ilustraciones (58) pelicula (58) animación (57) película (56) arte (54) películas (54) biología (52) vídeo (50) blogs (47) evolución (47) estadísticas (45) peliculas (45) ilustración (44) biologia (37) aves (36) comic (36) ilustradores (36) series (35) dibujos (33) insectos (33) fotos (32) blogueando (29) video (28) comics (26) cómics (26) fotografia (26) vocabulario (24) biocabulario (23) dinosaurios (23) dibujo (22) viñetas (20) música (19) ciencias (18) darwin (18) libros (18) maquetas (17) premio (16) Manu (15) geología (12) educación (9) entomología (9) medio ambiente (9) zoologia (8) agua (7) célula (7) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)