miércoles, 19 de julio de 2017

Vengo sin cita, de Fernando Fabiani [Mini-reseña]

Reseñamos hoy una lectura más ligerita que la del lunes pasado, pero no por ello menos divertida. Se trata de Vengo sin cita, del doctor Fernando Fabiani, @FernandoFabiani, ilustrado por Laura Santolaya, @p8ladasy con participación extra de @dijoelpaciente. Además no puede empezar mejor el libro con el prólogo del gran Manu Sánchez, @_ManuSanchez_. Entre todos, pero sobre todo Fabiani, han realizado una obra tremendamente divertida y cercana sobre anécdotas y curiosidades que se viven en el día a día de un médico. Y yo que tengo la gran suerte de compartir mi vida con Macarena Rodríguez, que es del gremio, he vivido mucho de lo que allí se cuenta de forma muy cercana.




Manu Sánchez empieza el prólogo de la manera que mejor sabe hacer, riéndose hasta de su sombra, y así introduce el tema con una anécdota propia en la consulta del médico que marcaría su propia vida. 


Tras el prólogo, Fabiani construye un personaje que es el Dr. Teo, que comienza un recorrido por las distintas etapas por las que pasa un médico de familia desde que empieza su formación hasta que llega a ejercer en un centro de salud, contando un montón de anécdotas que he escuchado muchas veces de boca de mi Macarena. ¿Cómo olvidar esas horas en la biblioteca estudiando o las anécdotas escatológicas y escabrosas de las prácticas de Anatomía? Haberlo leído en este libro ha sido recordar las muchas veces que me lo contaba Macarena, y al final es casi como haber estado yo mismo allí.

Las guardias en la puerta de Urgencias del hospital, las fases de R1, R2, R3..., los adjuntos, enfermeros, celadores y auxiliares, y el estrés que suponen las guardias, todo ello está perfectamente reflejado en estas páginas y el punto de vista del médico novato, que se empieza a curtir en mil batallas, es una visión refrescante desde el otro lado que la mayoría de la gente no ve o no conoce y que aquí queda retratado a la perfección, con sus inseguridades y miedos, pero siempre con un afán de superación y de querer ayudar al prójimo aún a costa de la propia salud. Es tanto el nivel de estrés al que se ven sometidos durante esas 24 horas de guardia, que cuando termina, es normal que sigan acelerados y no paren de charlar o estén tan activos que jamas pensarías que llevan tanto tiempo sin dormir.

La preparación intensa a la que los somete el MIR y las prácticas rotatorias por distintos servicios de hospitales y centros de salud también son materia revisada en el libro, poniéndonos en la piel de los jóvenes médicos que terminan una larga formación académica y que después tienen que enfrentarse a un examen-oposición para poder decidir que especialidad hacer. Me gusta mucho la defensa que hace el doctor Fabiani de una especialidad a veces muy denostada, pero fundamental, la especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria. Mucha gente la desprecia e incluso no la consideran una especialidad, pero están muy equivocados, y por lo menos para mí es la más digna de admiración. Muchas otras especialidades están centrada solo en un ámbito de conocimiento, por ejemplo, Cardiología se centra solo en el corazón; un neurocirujano solo operará cuestiones relacionadas con el sistema nervioso; el oftalmólogo solo se centrará en el ojo... pero el médico de familia tiene que saber de todo, tiene que atender al paciente lo mejor posible, ser cercano, comprenderlo, acogerlo, tiene que saber cuando tratar y cuando no, tiene que detectar cuando el problema es más grave y tiene que derivarlo a otro especialista... y creo que están en la primera línea de batalla. Para mí tienen toda mi admiración por hacer esta tarea tan dura, pero fundamental para la salud de la población.

Tras hablar del paso por el hospital, continúa el libro con el trabajo en el centro de salud, siempre con un sentido del humor muy nuestro y muy ingenioso, ya no solo reflejando el arte que se nota que tiene el doctor Fabiani (sus pacientes tienen que estar encantados), sino también el de la gente que pasa por las consultas, con su espontaneidad y su descaro en muchas ocasiones. Es verdad que la experiencia hace que estén curados de espanto muchas veces, pero siempre aparece ese paciente que los sorprenderá con algo que antes no habían visto en la consulta. También he vivido este paso con Macarena, desde sus comienzos en el Centro de Salud de Arahal, su paso por El Saucejo, su traslado a El Coronil, y su mas reciente estancia en Utrera, para volver otra vez a Arahal, cerrando así un ciclo que empieza con esta nueva y reciente etapa. Para cualquiera los traslados son difíciles, pero creo que es cuestión de adaptarse a la nueva situación y pillarle el truco, así que aprovecho estas líneas y esta reseña para desearle a Macarena todo lo mejor en esta nueva andadura al frente del Centro de Salud, que por supuesto pienso vivir a su lado.

Se tratan en el libro un montón de cuestiones muy típicas, incluso que parecen de chiste, pero que cualquier médico vive en el día a día y sobrelleva como mejor puede. En este caso están tratadas con mucho humor, del que no se escapan temas como las exploraciones, con especial mención a los tactos rectales, la higiene de los pacientes, el sobrepeso, los acompañantes a las consultas, lo relacionado con el sexo o los órganos sexuales, las dietas, los pacientes mayores, la medicación e incluso la muerte. Creo que Fabiani no deja ningún tema sin tratar y en todos ellos nos encontramos anécdotas muy divertidas que sacarán una sonrisa de quien lo esté leyendo. Yo mismo me he pillado en más de una ocasión con la sonrisilla en la cara, ya sea por lo divertido de la situación o por recordar alguna historia similar que Macarena o alguno de sus compañeros había vivido.

Me gustó especialmente que hubiera un capítulo dedicado a las pseudoterapias, donde Fabiani le da caña, también desde el humor a las dietas milagros, a la homeopatía, el reiki y muchas mas. Bravo por la valentía de expresarlo en el libro, puesto que todos sabemos que también hay muchos defensores de estas pseudoterapias entre el personal médico y sanitario. Además el tratamiento que hace en este capítulo es bastante exquisito y respetuoso, a pesar de ser un tema habitualmente polémico. De nuevo el humor sale al rescate para que nadie se sienta ofendido.

Y termino diciendo que las ilustraciones, a pesar de no ser muchas y de repetirse en algunas ocasiones, aportan color y vistosidad a las páginas del libro, y retratan muy bien el apartado o capítulo en el que se encuentran, al igual que las aportaciones de @dijoelpaciente, que en formato de frases cortas en una página complementan perfectamente la información de la que se ha hablado en dicho capítulo, aportando ese punto de vista fresco y espontáneo de los pacientes al que me refería antes.


Por todo ello, concluyo recomendando a cualquiera la lectura de este libro: te gustará si tienes alguna relación con el mundo sanitario, por ser médico, enfermero, auxiliar..., o por tener un familiar ahí, pero también si no tienes ninguna relación de este tipo, puesto que todos somos pacientes y usuarios del sistema de salud, y si no es desde un lado, nos hemos visto inmersos en las situaciones que cuenta, desde el otro. Es una lectura refrescante, no muy larga y divertida, muy apropiada para el verano y para leer en la playa o en la piscina, o tumbado en el sofá de tu casa con el aire acondicionado encendido. Por cierto, alguno de los lectores de La Ciencia de la vida se ha presentado alguna vez en la consulta del médico diciendo eso de - Doctor, ¿puedo entrar...? Es que vengo sin cita...



No hay comentarios:

NUBE DE ETIQUETAS

animales (264) ciencia (96) blog (76) biología (67) animación (60) anatomía (59) película (59) ilustraciones (58) pelicula (58) vídeo (56) arte (55) películas (55) evolución (51) blogs (47) estadísticas (45) peliculas (45) ilustración (44) aves (37) biologia (37) comic (36) ilustradores (36) series (36) insectos (35) dibujos (34) fotos (32) blogueando (29) video (28) comics (26) cómics (26) fotografia (26) vocabulario (24) biocabulario (23) dinosaurios (23) dibujo (22) libros (22) viñetas (20) ciencias (19) darwin (19) maquetas (19) música (19) geología (17) premio (16) Manu (15) educación (9) entomología (9) medio ambiente (9) zoologia (8) agua (7) célula (7) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)