miércoles, 24 de febrero de 2016

Las hormigas de Ant-Man

Ant-Man es una película que no vi en su momento cuando la estrenaron en cines, y que tenía ya muchas ganas de ver. Teniendo en cuenta solo el título ya justifica que me guste, incluso antes de su visionado: Ant-Man, el hombre hormiga; un superhéroes con los poderes entomológicos de las hormigas; superhéroes Marvel + hormigas; ¿quién da mas? ¡Me encanta el planteamiento! Y encima ahora que la he visto, con conocimiento de causa, puedo decir que me ha encantado, es una película muy chula, muy divertida y con mucha acción. ¡Y salen muchas hormigas! Así que ni corto ni perezoso me he decidido a escribir un post sobre las hormigas de Ant-Man y aquí tenéis el resultado.

Algunas hormigas en Ant Man. Fuente



La película de Ant-Man se basa en el uso de un traje que proporciona unos asombrosos poderes a Scott Lang, que ejerce de sucesor del Hombre Hormiga original, Hank Pym, que es a su vez uno de los científicos más importantes del universo Marvel. En la película es presentado como ex-agente de SHIELD, además de ser un reputado físico y entomólogo. - que no escuche yo a nadie decir que la Ciencia es aburrida, que no veas la cantidad de superhéroes científicos que hay... y encima, el doctor Pym es entomólogo, ¡¿no es genial?! - Aunque Pym no se enfunde su traje de superhéroe, si que tiene un papel muy importante como inventor de las partículas Pym, la tecnología que permite la reducción y aumento de tamaño en la que se basan los poderes del Hombre Hormiga, además de como mentor de Lang para convertirse en un héroe digno de ser incluso convocado por los mismísimos Vengadores.

Hank Pym - Ant Man - Scott Lang. Fuente
Pero independientemente de estos poderes de reducción-aumento de tamaño, por otra parte muy interesantes para cualquiera, también es de destacar la relación, al principio de Pym, y posteriormente de Lang, con las hormigas; hormigas reales que ayudan a nuestros héroes a conseguir sus propósitos y luchar contra el mal. Pym explica durante el film que la comunicación con estos extraordinarios seres es fundamental, y para ello ha desarrollado una especie de comunicador que se coloca como un audífono, que permite transmitir los pensamientos, deseos y ordenes del interlocutor a las hormigas.

Audífono controlador de hormigas. Fuente
Tecnología de comunicación en el casco de Ant Man en un cómic de 1962. Fuente

Se supone que Pym se comunica con sus hormigas a través de feromonas, focalizadas por el audífono, capaces de animar a las hormiga a cumplir sus órdenes. Para la película nos vale, pero, el estudiante de doctorado de la Universidad de Rutgers, John Cambrigde, que realiza sus estudios en comunicación entre insectos y sobre todo entre hormigas, señala  que aunque se pudiera desarrollar esta tecnología, no sería nada fácil conseguir que estas señales llegarán a distancia a las hormigas que queremos manejar. La manera de focalizar este envío sería el verdadero problema de la tecnología de control de hormigas de Hank Pym.

Comunicación entre especies. Fuente

En cuanto a la comunicación audible, las hormigas no emiten sonidos de clic-clic o ronroneos, como podemos oír en la película, pero hay que reconocer que ese efecto queda muy cinematográfico. Las hormigas reales pueden emitir un tipo de sonido más parecido a un chillido, que se produce desde el abdomen, y no desde la boca. Las hormigas carpinteras de las que hablaremos después, también emiten un sonido crepitante perfectamente audible en las cercanías del hormiguero. Evidentemente también pueden oír, pero tampoco pueden ser entrenadas mediante los sonidos, puesto que no responden a ellos.

Pero olvidándonos de estos detalles, en la película, tanto Pym como Lang, las controlan perfectamente, llegando a conseguir que pongan un terrón de azúcar al té, que los defiendan ante ataques, que los transporten montados en su tórax, que fabriquen puentes y otras estructuras... consiguiendo un ejército de fieles aliados que llegan a establecer incluso fuertes vínculos y relaciones con nuestros protagonistas. Hank Pym las reconoce dándole números que sirven para nombrarlas, mientras que Lang llega a ponerle nombre a algunas de ellas, como es el caso de la hormiga Antony, del que hablaremos después.

El ejercito de las hormigas. Fuente

En la película aparecen varias especies de hormigas, que son descritas por el doctor Pym durante el proceso de entrenamiento de Scott Lang. En concreto se trata de cuatro tipos diferentes, llamadas hormigas carpinteras, hormigas bala, hormigas de fuego y hormigas locas, que pasamos a describir a continuación. Parafraseando a Pym, "ya conocemos el traje, pero ahora vamos a conocer a nuestras mayores aliadas, las hormigas":


Los hormigueros de los cuatro tipos de hormiga de la película. Fuente

#1A. Paratrechina longicornis, conocidas como hormigas locas. "Son superrápidas y conducen la electricidad", así las describe Hope Pym, la hija del doctor Pym en la película. En la vida real son hormigas de amplia distribución, encontrándose en zonas templadas, tropicales y subtropicales, siendo una de las especies de hormigas más extendida geográficamente en el mundo. Incluso en latitudes bien altas, podemos encontrar a estas hormigas, debido a su gran capacidad de adaptación viviendo en edificios humanos. En muchos de los sitios donde habita es considerada una plaga, tanto agrícola como de los edificios. No pican ni muerden a las personas, debido a su pequeño tamaño, y reciben su nombre vulgar de hormigas locas por el hecho de desplazarse erráticamente en vez de hacerlo en filas rectas y ordenadas. En la película las han representado con un color naranja-dorado claro y con un tamaño pequeño, mientras que en la realidad, aunque el tamaño coincida, midiendo entre 2 y 3 mm las obreras, el color suele ser más oscuro, entre marrón y negro, pudiendo presentar a veces pequeñas iridiscencias azules.

Paratrechina longicornis. Fuente

Estas hormigas pueden construir sus hormigueros en casi cualquier sitio, independientemente de la humedad que haya, ya sea el suelo, troncos de árboles huecos, bajo piedras o en los cimientos de los edificios. Al ser unos artrópodos omnívoros pueden alimentarse de semillas, frutas, restos de alimentos de la basura o migajas que caen al suelo, otros invertebrados muertos y una gran variedad de alimentos. Es bien conocido también el hecho de que pueden "domesticar" pulgones o cochinillas, con el fin de asegurarse de tener una buena reserva de melaza, que estos producen y de la que las hormigas también se alimenta. La melaza es el exceso de azúcar que los pulgones y cochinillas excretan depositándolos en las hojas.

Pulgones colaborando con hormiga. Fuente

La reproducción de esta especie también presenta ciertas peculiaridades, y aunque la hormiga reina produce a sus obreras de forma habitual, igual que otras especies de hormigas, pero la forma de generar nuevas reinas y machos si es diferente. Se conoce como doble clonación y fue descubierto por el biólogo evolutivo Morgan Pearcy de la Universidad Libre de Bruselas y consiste en que la reina da lugar a las futuras reinas por clonación de ella misma, mientras que da lugar a los nuevos machos por clonación de los machos con los que se aparea.

Paratrechina longicornis. Fuente

En cuanto a la conducción de la electricidad a la que se refiere Hope, no hay ninguna referencia en esta especie, pero si en otra, que curiosamente también recibe un nombre vulgar parecido.

#1B. Nylanderia fulva, recibe el nombre de hormiga loca leonada, por la misma razón que la anterior especie, sus desplazamientos erráticos. También de distribución amplia, aunque no tanto como la anterior, podemos encontrarla a lo largo de todo el continente americano, de Sur a Norte. También es capaz de utilizar distintas especies de áfidos, para obtener melaza de la que alimentarse, y como P. longicornis, es capaz de morder a otros artrópodos, como mecanismo de defensa, expulsando ácido fórmico en la herida que provoca. Su pequeño tamaño hace que estas mordeduras no nos afecten a los humanos, puesto que tiene unas medidas similares a las de la otra hormiga loca.

Nylanderia fulva. Fuente

Como diferencia podemos destacar que tiene una coloración más clara, leonada, y de ahí el nombre, y sienten una curiosa atracción por los sistemas eléctricos. Las hormigas locas leonadas a veces mastican los cables aislantes, produciendo sobrecalentamiento, corrosión o fallos mecánicos en los aparatos eléctricos en los que se introducen. Cuando una hormiga se electrocuta pueden liberar una feromona de aviso al morir como aviso del peligro, que a veces se acumulan sobre la hormiga muerta, lo que puede terminar provocando cortocircuitos.

Hormigas y electricidad en Ant Man. Fuente

No está clara la razón por la cual las colonias de Nylanderia fulva, al igual que otras especies de hormigas, son atraídos a los aparatos eléctricos. Se habla de capacidad para detectar campos magnéticos, o que buscan el calor producido por la resistencia de cables, o simplemente porque les resulta un lugar apropiado y atractivo para anidar.

Una Nylanderia fulva atraída por Ant Man. Fuente

Mi teoría es que en la película se han confundido al dar el nombre de la especie de hormiga loca, ya que la hormiga loca leonada, Nylanderia fulva coincide mejor con la imagen que vemos en pantalla, que Paratrechina longicornis, de color mas oscuro y sin tanto gusto por los aparatos eléctricos. Creo que el asesoramiento entomológico ha sido bueno, pero simplemente a la hora de asignar el nombre científico a la "hormiga loca" se han quedado con el primero que han encontrado, aunque el diseño de la hormiga corresponda con el de la segunda especie.

#2. Paraponera clavata, la hormiga bala, o como dice Scott, "la número uno en el índice del dolor de Schmidt". El nombre de hormiga bala, proviene de que las personas que han sufrido su picadura aseguran que duele tanto como un disparo, y el nombre científico Paraponera deriva del griego pónos, que significa dolor. El índice del dolor al que se refiere Ant-Man en la película existe en la realidad, y es fruto del trabajo de investigación del entomólogo Justin O. Schmidt, del Carl Hayden Bee Research Center en Arizona. Consiste en una escala relativa del dolor causado por la picadura de diferentes insectos himenópteros y otros artrópodos. Va desde un valor 0, para aquellas picaduras totalmente indoloras para los humanos, hasta un valor máximo de 4, donde se encuentra la picadura de P. clavata, siendo un dolor similar al producido por una herida por arma de fuego. Cuando Scott dijo "la número uno..." quería decir la más dolorosa, no que tuviera valor 1 en este índice, aunque se entendió bastante bien. Las abejas y avispas comunes tendrían un valor de 2 en este índice. En las investigaciones de Schmidt, galardonadas con un IgNobel, se han llegado a catalogar las picaduras de 78 especies y 41 géneros de himenópteros, llegando a probar el propio entomólogo los efectos sobre su propio cuerpo y describiendo con bastante precisión los efectos de cada picadura. Otra escala similar sería la de Starr, que coloca a nuestra querida hormiga bala en el máximo nivel de dolor, con un valor superior a 4.

Índice del dolor de Schmidt. Fuente
La sustancia química que produce este terrible dolor es la poneratoxina, un péptido neurotóxico paralizante que se encuentra en el veneno de la hormiga bala y que afecta a los canales de sodio dependientes de voltaje, por lo que bloquea la transmisión sináptica en el sistema nervioso central. 

Paraponera clavata. Fuente

La hormiga bala, habita en bosques lluviosos de toda centro y sudamérica. Su tamaño es superior al de las dos especies mencionadas anteriormente, teniendo un tamaño de entre 20 y 30 mm las obreras, siendo las reinas poco más grandes. Son una especie bastante primitiva y su color suele ser negro-rojizo. Normalmente construyen sus hormigueros en la base de los árboles y forrajean por el suelo en busca de pequeños artrópodos y néctar, que es su principal alimento. Tienen dos llamativas protuberancias en el torax, a modo de cuernecillos, que también son evidentes en las hormigas de la película.

Ant Man frente a una impresionante hormiga bala. Fuente

Como curiosidad, cabe destacar que los Sateré Mawé, un pueblo indígena de Brasil, utilizan las picaduras de P. clavata como parte de sus ritos de iniciación para que los niños se conviertan en guerreros. Para ello dejan a las hormigas inconscientes, sumergiéndolas en un sedante natural, y luego tejen un guante de hojas, en el que colocan cientos de hormigas, con los aguijones hacia adentro. Cuando las hormigas vuelven en sí, el niño candidato se coloca el guante en su mano, aguantando con ella dentro por unos 10 minutos. Al final del rito, la mano y parte del brazo del chico estarán temporalmente paralizados por el veneno, y puede tener temblores en ellos durante varios días. La única protección que pueden usar es una capa de carbón natural, para confundir a las hormigas y evitar sufrir más picaduras de la cuenta.

Vista de Paraponera clavata donde se aprecia su aguijón abdominal. Fuente

#3. Camponotus pennsylvanicus, también conocida como hormiga carpintera. En palabras del doctor Pym es la hormiga "ideal para transporte terrestre y aéreo". Ant-Man escoge al individuo #247, el primero sobre el que subió, como su montura la mayoría de las veces, reconociéndola sobre las demás y dándole el nombre de Antony. Nótese el poco sutil juego de palabras en el nombre, ya que Antony podría ser perfectamente Ant-Tony, es decir, la hormiga Tony. Antony es un magnífico ejemplar de macho alado, que varía en tamaño con las demás obreras de su especie que aparecen en la película. Según la entomóloga y etóloga Deborah Gordon, doctora por la Universidad de Standford, que estudia la ecología y el comportamiento de las hormigas, Antony ni siquiera sería un macho, sino una hembra, concretamente una futura reina, puesto que los machos tienen la cabeza más pequeña y las mandíbulas menos desarrolladas, ya que apenas necesitan alimentarse. A lo mejor deberían haber llamado a esta hormiga alada Antonia, mejor que Antony...

Ant Man alimentando a Antony. Fuente
Otro problema con Antony es que, fuera macho o fuera hembra, en ambos casos se trata de individuos reproductores, y la mayoría de colonias de hormigas solo se reproducen en primavera, por lo que el resto del año no encontramos hormigas voladoras. De esta manera, Ant Man solo podría luchar contra el mal cabalgando sobre una hormiga alada durante los meses primaverales, el resto del tiempo tendría que moverse sobre el suelo.

Ant Man volando sobre Antony (probablemente en primavera...). Fuente

Las hormigas carpinteras de esta especie se diferencian de otras carpinteras por el color negro mate de su cuerpo y la presencia de pelillos amarillos o blancos en su abdomen. Son conocidas por alejarse bastante de su hormiguero para buscar comida, siguiendo senderos que marcan con señales químicas, para poder después regresar sin problemas. En el medio natural establecen sus hormigueros sobre árboles caídos o madera muerta, lo que supone un beneficio para el medio ambiente, pero en medios urbanos pueden convertirse en plaga, afectando a la madera de los muebles o a las estructuras de edificios. Hay que dejar claro que no se alimentan de la madera, solo la perforan para excavar sus túneles, pero no se la comen.

Macho alado de Camponotus pennsylvanicus. Fuente

Al contrario que la especie anterior, C. pennsylvanicus no pica, aunque las obreras de mayor tamaño pueden morder expulsando después sobre la mordedura ácido fórmico. Su tamaño varía entre los 2 y 4 cm de las obreras, hasta los 12 cm de los machos alados y los 20 cm de las reinas. Dentro de las obreras hay una casta mas pequeña y otra más grande, especializadas en diferentes tareas. Los machos también pueden ser de varios tipos, los zánganos que son machos alados pequeños, cuya tarea es fecundar a las reinas durante el vuelo nupcial, tras lo cual mueren, y los soldados, que son machos estériles que se encargan de vigilar y proteger a la colonia. Los más grandes y expertos tienen mayor rango que los más pequeños y novatos, algo así como generales y soldados rasos en un ejército. Supongo que Antony era uno de estos grandes machos estériles y por ello sirvió fielmente a Ant-Man en las misiones en las que intervinieron.

Obrera de Camponotus pennsylvanicus. Fuente

#4. Solenopsis mandibularis, conocida por el nombre de hormiga de fuego. Hank Pym las describe en la película de la siguiente manera: "Famosas por su picadura; las hormigas de fuego han evolucionado para ser notables arquitectas, son útiles para entrar y salir de lugares difíciles". En la vida real es bastante conocida su capacidad para formar puentes o balsas que flotan en el agua, y ambas construcciones de hormigas podemos verlas en la película. En este vídeo podemos verlas formando una balsa en la realidad. El exoesqueleto de las hormigas está formado principalemente por una cutícula de quitina, que es de naturaleza hidrofóbica, lo que, junto con la tensión superficial del agua, facilita la formación de las balsas. Podríamos decir que son las McGyvers de Ant-Man, y facilitan la infiltración y la supervivencia de Scott Lang.

Es muy difícil hundir una balsa de hormigas en el agua. Fuente

Ant Man sobre una pila de hormigas de fuego. Fuente

Se distinguen de otras hormigas por su cabeza y abdomen más oscuros, variando el color de negruzcas a rojizas. Su tamaño varía entre 2 y 6 mm, por lo que son de tamaño pequeño, lo que no quitan que su picadura sea bastante molesta. Se alimentan principalmente de plantas, semillas, y a veces de pequeños insectos, como grillos, saltamontes, cucarachas... Las hormigas de fuego usan su abdomen para clavar un aguijón puntiagudo e inyectar un alcaloide llamado piperidina, que en humanos duele fuertemente, provocando una sensación similar a la quemazón que produce una quemadura. En el índice del dolor de Schmidt que explicamos antes tendrían un valor de 2. Teniendo en cuenta de que suelen vivir miles de individuos en un mismo hormiguero, no parece muy buena idea molestarlas ni subirse sobre los montículos que forman. Cada hormiga puede picar varias veces, para ello, las obreras se adhieren a la piel con sus mandíbulas, tirando de la piel, pellizcándola, y elevándola ligeramente, provocando una sensación de pinchazo. Entonces la hormiga arquea la espalda, doblando su abdomen y clavando el aguijón en la piel. Como hemos dicho antes puede repetir el proceso dejando un patrón circular de varias picaduras.

Aguijón de hormiga de fuego. Fuente

Las hormigas de fuego son originarias de Sudamérica, pero han sido introducidas convirtiéndose en plagas en Estados Unidos, Australia, Taiwán, Filipinas.

Solenopsis mandibularisFuente
Hay muchos detalles importantes a comentar en la película, como que, por ejemplo, la hija de Hank Pym no se convertirá en una Ant Woman, sino que probablemente la veamos en la segunda parte de la película enfundarse el traje de The wasp, la avispa, que ya utilizó su madre. Y hablando de avispas, incluso el enemigo de Ant Man, Yellow Jacket, Chaqueta Amarilla, usa un traje de colores negro y amarillo que recuerda mucho a una avispa, aunque realmente los poderes que le proporciona no se parezcan mucho a las características biológicas de las avispas. Pero de estos dos personajes hablaremos en una futura entrada, cuando se estrene la segunda parte que llevará probablemente por título Ant Man and the Wasp.

Chaqueta amarilla. Fuente
El traje que probablemente usara la Avispa en la segunda película de Ant Man. Fuente

Otra cuestión interesante es la del tamaño de la hormiga que se agranda tras la lucha con Chaqueta Amarilla. Si tuviéramos la tecnología de reducción-ampliación de tamaño, ¿podríamos considerar tener una hormiga del tamaño de un perro como una mascota? Pues no, lamentablemente esto no sería posible, y esta hormiga habría vivido desde su transformación una existencia muy dolorosa. Es una cuestión que se ha respondido muchas veces, ya que no es raro encontrar insectos gigantes en la historia del cine. La hormiga agrandada colapsaría bajo su propio peso, puesto que hay una limitación de proporcionalidad que haría que el exoesqueleto de la hormiga no pudiera resistir el aumento de tamaño. La cuestión es llamada ley cuadrática-cúbica, que en resumen viene a decir algo como que cuando una forma crece en tamaño, su volumen crece más rápido que su superficie, ya que el volumen se expresa en unidades cúbicas y la superficie en unidades cuadradas. De esta manera los animales gigantes que vemos en las películas no se podrían sustentar y colapsarían por su propia estructura. De hecho los animales más grandes que han habitado en nuestro planeta son las ballenas, y si nos damos cuenta son animales acuáticos, ya que el empuje del agua contrarresta en cierta medida la fuerza de la gravedad.

Una hormiga gigante bajo la mesa

La hormiga gigante bajando por la escalera
Y todo esto ha dado de sí solo la película de imagen real, ya que si atendemos a los cómics seguro que encontramos un montón de cuestiones biológicas y científicas que podemos comentar. Para empezar, en la película solo una hormiga tiene nombre, Antony, de la que ya hemos hablado, pero en los cómics hay muchas más hormigas protagonistas como Crosby, Dusty, Foss, Korr, Nash, Prince, Silver, Stills, Torne, Whitmore, Chuck Barris y Tony Wilson. Y por si todavía queda alguien que piensa que Ant Man no es un superhéroe molón, echad un vistazo a la segunda imagen a continuación de este párrafo, para ver algunas de las "maldades" que se pueden hacer con los poderes de Ant Man.

Algunas de las hormigas con nombre propio. Fuente

En realidad esto lo hizo el tercer Ant Man, que no ha aparecido en las películas, Eric O'Grady. Fuente

Espero que tras este post conozcamos un poco más a esos curiosos insectos que son las hormigas, con fama de trabajadoras y muy cercanas a nosotros. De niños la mayoría hemos roto las filas de hormigas, o hemos tapado un hormiguero para verlas correr alborotadas de un lado a otro. Recuerdo también hacer verdaderas barbaridades, como arrancarles las antenas para que se pusieran a pelear agresivamente unas con otras... Ojalá hubiera visto una película como Ant Man, cuando era más pequeño; ojalá hubiera leído una entrada como esta cuando era más joven... Seguramente que hubiese tratado con más respeto y admiración a estos pequeños seres que conviven con nosotros desde siempre.

¡Adelante Antony! ¡Hasta el infinito y más allá! Fuente

-------------------
Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Ant-Man_(pel%C3%ADcula)
https://www.inverse.com/article/4658-an-entomologist-s-scientific-review-of-ant-man
https://en.wikipedia.org/wiki/Longhorn_crazy_ant
http://entnemdept.ufl.edu/creatures/urban/ants/crazy_ant.htm
http://www.antweb.org/description.do?genus=paratrechina&name=longicornis&rank=species&project=allantwebants
https://en.wikipedia.org/wiki/Rasberry_crazy_ant
http://www.slate.com/id/2191749/
http://www.timesonline.co.uk/tol/news/world/us_and_americas/article3941545.ece
http://www.straightdope.com/columns/read/3052/did-the-creator-of-the-schmidt-sting-pain-index-volunteer-to-get-stung-by-everything-on-earth
https://en.wikipedia.org/wiki/Schmidt_sting_pain_index
https://web.archive.org/web/20090323040513/http://www.sasionline.org/antsfiles/pages/bullet/bulletbio.html
http://dendrocopos.blogspot.com.es/2015/07/myremecology-man-cience-of-ant-man.html
http://www.thesundaytimes.co.uk/sto/travel/Holidays/Wildlife/article77936.ece
https://en.wikipedia.org/wiki/Paraponera_clavata
http://lancaster.unl.edu/pest/resources/carpant004.shtml
https://en.wikipedia.org/wiki/Carpenter_ant
https://en.wikipedia.org/wiki/Black_carpenter_ant
http://articles.extension.org/fire_ants
http://web.stanford.edu/~dmgordon/publications.html
http://www.wired.com/2015/07/lets-nerd-ants-see-ant-man/
http://www.cinemablend.com/new/Why-Ants-Probably-Going-Steal-Ant-Man-72199.html
- http://www.blastr.com/2015-7-21/biologist-reviews-ants-ant-man
http://www.ign.com/articles/2015/07/22/the-sad-truth-about-that-one-ant-in-ant-man
http://marvel.wikia.com/wiki/Ant-Man's_Ants


4 comentarios:

weinur y nachaos dijo...

He de reconocer que he disfrutado mucho leyendo el artículo

weinur y nachaos dijo...

He de reconocer que he disfrutado mucho leyendo el artículo

Javier Vidal dijo...

Una vez más un artículo muy interesante.
¿Podría añadir algo? Tal vez me equivoque pero creo que otro motivo por el que los insectos gigantes solo pueden existir en la ficción es que su sistema respiratorio de tráqueas es inútil a partir de cierto tamaño. Un insecto gigante necesitaría pulmones u otro sistema.

Carlos Lobato dijo...

Muchas gracias Weinur y Nachaos y Javier Vidal.

Efectivamente llevas razón y no te equivocas, lo que comentas sería otra limitación importante para los insectos gigantes.

Un saludo y gracias por comentar.

NUBE DE ETIQUETAS

animales (256) blog (72) ciencia (69) anatomía (59) ilustraciones (58) pelicula (58) animación (57) película (56) arte (54) películas (54) biología (52) vídeo (50) blogs (47) evolución (47) estadísticas (45) peliculas (45) ilustración (44) biologia (37) aves (36) comic (36) ilustradores (36) series (35) dibujos (33) insectos (33) fotos (32) blogueando (29) video (28) comics (26) cómics (26) fotografia (26) vocabulario (24) biocabulario (23) dinosaurios (23) dibujo (22) viñetas (20) música (19) ciencias (18) darwin (18) libros (18) maquetas (17) premio (16) Manu (15) geología (12) educación (9) entomología (9) medio ambiente (9) zoologia (8) agua (7) célula (7) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)