miércoles, 18 de julio de 2018

Cells at work! [Hataraku Saibou], un Érase una vez la vida en formato anime

Hace unos días vi un anuncio de un anime al que no hice mucho caso, pero el hecho de que aparecieran unos personajes completamente blancos hizo que me volviera a mirar de qué se trataba, y efectivamente acerté al volverme, porque los personajes en cuestión eran ¡glóbulos blancos! Irremediablemente me vino a la cabeza la magnífica serie animada "Erase una vez la vida", que tanto disfrutaba en mi niñez y que aún sigo recomendando a mis alumnos, pero evidentemente la serie que captó mi atención es un producto muy diferente, dirigido a otro tipo de público y evidentemente actualizada a los tiempos que vivimos. Se trata de un anime titulado Hataraku Saibou, que en inglés lleva el título de Cells at work! y que podríamos traducir al español como ¡Células trabando! Está basado en el manga homónimo y su primer capítulo está casi recién estrenado. Veamos de qué va y que tiene que ver con Erase una vez la vida. [ATENCIÓN: Spoilers del primer capítulo a partir de aquí]




El primer capítulo, tras la intro con música pegadiza, nos muestra el interior del cuerpo humano, que han reconvertido en una especie de edificio enorme habitado por seres humanoides que harán las veces de las células y elementos que conforman nuestro cuerpo. La voz en off de la narradora comienza diciendo:
"Dentro del cuerpo humano hay aproximadamente 37 billones de células que trabajan a diario..."

Y comienza a mostrarnos escenas de diferentes partes del cuerpo en las que se ve el trasiego de personas de diferente tipo que realizan distintas acciones. La primera escena nos lleva al interior de una arteria, donde una chica pelirroja, con pinta de mensajera, entrega un paquete que dice estar lleno de oxígeno. Evidentemente se trata de un eritrocito, o glóbulo rojo, aunque nosotros a partir de ahora la llamaremos Eritrocita. Inmediatamente la narradora nos cuenta que se trata de un glóbulo rojo, una célula sanguínea que posee este color gracias a la hemoglobina, que es la proteína que le da el característico color a nuestra sangre, y que se encarga de transportar oxígeno y dióxido de carbono por el sistema circulatorio a través de todo nuestro cuerpo.

Eritrocita. Fuente
Glóbulos rojos transportando nutrientes en el torrente sanguíneo. Fuente

El primer capítulo lleva por título "Neumococo", y en él nuestra chica Eritrocita protagonista se ve sorprendida por la rotura del suelo que pisa, es decir, las células endoteliales que forman el vaso sanguíneo, en este caso una arteria. Los causantes del desaguisado son unos monstruos de color violáceo, con una especie de tentáculos que salen de su cabeza y con garras afiladas en manos y pies que representan a bacterias, concretamente a neumococos, Streptococcus pneumoniae, capaces de provocar en humanos diversas infecciones de diverso tipo, como neumonías o meningitis. Pero en el momento justo aparecen los leucocitos o glóbulos blancos, que a golpe de cuchillo y en una escena bastante sangrienta acaban con los agentes infecciosos. No deja de ser una metarreferencia que aparezca sangre en una escena que supuestamente se lleva a cabo en la sangre, pero si es cierto que es una escena muy típica de este tipo de anime.

Neumococo. Fuente


Los glóbulos blancos que participan en esta escena son neutrófilos, un tipo de leucocitos granulocitos, también llamados polimorfonucleares, que son el tipo de leucocitos más abundante en la sangre. El personaje en cuestión recibe el nombre de Neutrófilo U-1146, lo cual sabemos cuando comunica por radio que ha acabado con los patógenos, y es entonces cuando se nos explica que la función de estas células es la de acabar con bacterias y virus que llegan del exterior, y que más de la mitad de los glóbulos blancos de nuestra sangre son neutrófilos. Además mientras estos hablan, comentan que es importante que no se escape ninguna bacteria, porque una sola de ellas podría causar estragos, lo cual hace referencia a la capacidad de multiplicación exponencial que tienen estos seres.

Neutrófilo U-1146. Fuente

Pero tras la escena de agradecimiento de la Eritrocita al Neutrófilo vemos que una de las bacterias ha sobrevivido y que ésta clama venganza sobre los malditos glóbulos blancos. Nuestra protagonista continúa su camino de reparto, comentando que tiene que llevar su carga de dióxido de carbono a los pulmones, pero como es novata, se pierde varias veces hasta dar con el camino correcto. Hay un momento en el que llega a una estancia que comentan que es el bazo, donde la recibe una chica vestida de blanco, que suponemos que es otro tipo de glóbulo blanco, probablemente un macrófago. De nuevo la protagonista se equivoca queriendo entrar a un vaso linfático en su búsqueda de los pulmones. Un guarda de seguridad muy enfadado en cuya gorra un letrero reza KILL, nos hace suponer que es un linfocito NK, también llamados Asesinos Naturales o Natural Killers o un linfocito T citotóxico, de los que hablaremos después.

Eritrocita y Neutrófilo. Fuente
Macrófago en el bazo. Fuente

Nuestra despistada chica se encuentra recorriendo unos pasillos en cuyo techo hay unos arcos que nos recuerdan mucho al tejido cartilaginoso que recubre la tráquea, por lo que suponemos que es una referencia a que se encuentra en un vaso sanguíneo de esa zona o de los bronquios. Por cierto, al ir circulando por una vena, cuando intenta retroceder, se encuentra con unas puertas cerradas, que representan las válvulas en nido de golondrina que impiden el retorno de la sangre venosa; una genialidad más en este anime.

Válvula en nido de golondrina. Fuente

Al abrir la puerta de un almacén se encuentra de bruces con la bacteria que escapó antes y entonces comienza una loca persecución por los vasos sanguíneos, pero afortunadamente aparece de nuevo nuestro valiente Neutrófilo U-1146. La bacteria para defenderse del neutrófilo lanza una especie de red que lo envuelve y lo ciega por momentos, mientras el comenta: - ¡Maldición, es su cápsula! - Cabe recordar en estos momentos que la cápsula bacteriana es una capa que se encuentra por fuera de la pared celular de las células procariotas, formada por glucoproteínas y polisacáridos de diferente naturaleza. La cápsula es una capa rígida, por lo que la red que lanza esta bacteria en el anime quizás haga más referencia al glucocálix que se deforma con más facilidad y no tiene un límite bien definido. O quizás sea una mezcla a cápsula y glucocálix, porque entre las funciones de la primera está la de servir de cubierta protectora frente a la fagocitosis.

Neumococo usando su cápsula. Fuente

Dijimos antes que la bacteria antagonista en esta historia era un neumococo, para los cuales la cápsula es fundamental a la hora de causar infecciones, como ya se demostrara en el clásico experimento de Griffith, en 1928. Gracias a ésta, los anticuerpos y los macrófagos encargados de fagocitar bacterias no pueden acabar con los neumococos y además, estas bacterias tienen diferentes tipos de cápsulas, existiendo casi 100 variantes diferentes de la estructura y composición de éstas.

Experimento de Griffith. Fuente

Por cierto en la conversación entre Neutrófilo y Eritrocita nos damos cuenta de que la estructura en la que se encuentran no son la traquea o los bronquios, como dedujimos erróneamente antes, sino en los riñones, como bien nos indican los carteles que vemos en esa escena. El Neutrófilo explica a nuestra protagonista el peligro que suponen los neumococos, que no solo provocan neumonía, sino que pueden producir también bacteriemia neumocóccica, al viajar por los vasos sanguíneos y atacar a diversos órganos y acabar en las meninges, envueltas del encéfalo, produciendo una meningitis que puede ser fatal. Este personaje además justifica el actuar sólo porque el cuerpo en el que viven en ese momento tiene las defensas bajas, por lo que aunque pida ayuda por radio, se la niegan, diciéndole que actúe lo más rápidamente él solo.

Por el camino hacia los pulmones en busca de la malvada bacteria se encuentran y saludan a una célula dendrítica, en un puesto de información, y a un grupo de plaquetas, que son representadas en forma de niñas pequeñas con gorra, que se encuentran haciendo una reparación en una vena, del mismo modo que las plaquetas taponan heridas que se producen en nuestros vasos sanguíneos. El Neutrófilo habla también de su receptor, que no para de indicarle que la bacteria anda cerca. Las células sanguíneas usan receptores de membrana para detectar infecciones, uniéndose a los patógenos o a partes de estos, para localizarlos e iniciar la defensa de nuestro cuerpo.

Célula dendrítica en un árbol. Su nombre viene de las ramificaciones que tienen, y de ahí la metáfora. Fuente
Plaquetas intentando alcanzar iones de calcio para funcionar correctamente. Fuente

De pronto el Comandante de los linfocitos T-CD4+ se comunica con nuestros protagonitas. Estos linfocitos, también llamados colaboradores, cooperadores o helper, tienen un papel muy importante en establecer la defensa del sistema inmunitario. La actividad de estas células no consiste en producir efectos citotóxicos o fagocitar células, sino que están involucrados en activar y dirigir la acción de otras células del sistema inmune. La comunicación del Comandante es para informar de que el neumococo está huyendo por las venas, por lo que ha decidido enviar a los linfocitos T-CD8+, también llamados citotóxicos. Cuando aparece esta patrulla, vemos que llevan la gorra con el logo KILL que ya vimos antes, lo que nos confirma que estos personajes son los linfocitos T citotóxicos y no los NK. A pesar de ser también un tipo de glóbulos blancos, a estos personajes los han representados vestidos de negro totalmente, quizás para hacerlos más similares a una patrulla de intervención de élite, como los GEO.

Linfocitos T colaboradores. Fuente

Linfocitos T citotóxicos. Fuente

En los pulmones vemos enormes ventiladores que representan muy bien la ventilación que ocurre en estos órganos. La Eritrocita continua su camino buscando el capilar que la lleve hasta uno de los alveolos del pulmón derecho. Cuando llega a los capilares, hay tantos, representados como puertas, que no sabe por cual cruzar. Cuando encuentra el suyo, el número 96, se encuentra un cartel que reza que los capilares son estrechos, que vayan pasando de uno en uno, lo cual hace referencia a como los vasos sanguíneos se van estrechando desde las arterias a las arteriolas, y desde éstas hasta los capilares. Pero como era de esperar, la sorpresa le espera en el alveolo, donde vuelve a encontrarse con el malvado neumococo.

Eritrocita transportando oxígeno. Fuente

La intervención del Neutrófilo esta vez es a través de una rejilla de ventilación que destapa de una patada, mientras explica que los glóbulos blancos pueden atravesar las paredes de los vasos sanguíneos, gracias a un proceso llamado diapédesis. A mí personalmente me encantó esta entrada triunfal por diapédesis. De nuevo se produce un enfrentamiento en el que la bacteria vuelve a usar su cápsula como elemento protector, pero la estrategia del leucocito es aprovechar que están en los conductos respiratorios y consigue envolver a la bacteria en una esfera de mucosidad, que es lanzada al exterior mediante un misil que no es ni más ni menos que un potente ¡estornudo!

Estornudo. Fuente

Es cierto que no es Érase una vez la vida, que era mucho más didáctica, pero en los 24 minutos de este primer capítulo hemos aprendido un montón sobre el funcionamiento de nuestras células sanguíneas y de cómo el sistema inmune nos defiende contra los patógenos, como pueden ser las bacterias. Los personajes son simpáticos y tienen un diseño atractivo, y el ir descubriendo diferentes partes del cuerpo representadas en este formato anime me ha resultado tremendamente divertido. Evidentemente no podemos olvidar la gran antropomorfización que sufren todos los elementos de nuestro cuerpo, empezando por nuestras células y no podemos perder la perspectiva de cómo son estas células en realidad.

Glóbulo rojo, plaqueta y glóbulo blanco

Creo que el verano es buen momento para buscar el resto de capítulos y ver de que van, porque estoy seguro de que podré usarlos en algunas de mis clases o charlas. De hecho, el próximo capítulo promete explicar el funcionamiento del sistema inmune inespecífico en el proceso inflamatorio, ya que lleva el título de "El rasguño". La serie es muy reciente, se estrenó el 7 de julio, pero por lo visto hay ya 13 episodios que irán saliendo poco a poco.


Quizás no sea muy recomendable para niños pequeños, porque las bacterias pueden asustar un poco, y aparece más sangre de la cuenta en las batallas, pero para adolescentes, mucho de ellos ya acostumbrados a ver anime, puede ser una forma divertida y amena de aprender o al menos reforzar los contenidos aprendidos en la asignatura de Biología. No sé si los capítulos están traducidos al español en alguna plataforma o web, pero yo los he visto en versión original, en japonés, con subtítulos en español y se entienden perfectamente. Lo dicho, un anime altamente recomendable por su valor didáctico, además de por ser entretenido, tener sus golpes de humor y contar historias que tienen lugar en el interior de nuestro cuerpo, con las células sanguíneas y los patógenos de protagonistas.

------------------
https://en.wikipedia.org/wiki/Cells_at_Work!
http://www.crunchyroll.com/anime-news/2017/07/02-1/
https://anitay.kinja.com/the-edu-tainment-anime-cells-at-work-is-fun-but-not-1827466937
https://www.vix.com/es/comics/189772/
https://en.wikipedia.org/wiki/Cells_at_Work!


No hay comentarios:

NUBE DE ETIQUETAS

animales (273) ciencia (108) blog (80) biología (76) película (61) anatomía (60) animación (60) ilustraciones (58) pelicula (58) películas (58) arte (57) vídeo (56) evolución (55) blogs (47) estadísticas (45) peliculas (45) aves (44) ilustración (44) biologia (37) series (37) comic (36) ilustradores (36) insectos (36) dibujos (34) fotos (32) blogueando (29) libros (29) video (28) cómics (27) comics (26) fotografia (26) vocabulario (24) biocabulario (23) dinosaurios (23) dibujo (22) darwin (21) ciencias (20) viñetas (20) maquetas (19) música (19) geología (18) premio (16) Manu (15) educación (10) medio ambiente (10) entomología (9) agua (8) célula (8) zoologia (8) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)