lunes, 19 de noviembre de 2018

Cumpleaños biológico de Mickey Mouse

Hablamos hoy de Mickey Mouse, que ayer cumplió nada más y nada menos que 90 años, y por lo tanto en muchos lugares celebraron el cumpleaños de este emblemático personaje, y nosotros en la Ciencia de la vida no queríamos ser menos. Así que aquí va este pequeño homenaje cumpleañero y biológico a este simpático ratón que se ha convertido por sí mismo en todo un símbolo, en un emblema de la compañía Disney.

¡Feliz cumpleaños Mickey Mouse! Fuente



Mickey Mouse, el ratón más famoso del mundo, fue creado por el propio Walt Disney hace 90 años, según una de las leyendas en torno al personaje. Supuestamente lo creó durante un viaje en tren y lo bautizó con el nombre de Mortimer, pero después a petición de su mujer, Lillian, Walt Disney le cambió el nombre a Mickey. Curiosamente en la factoría Disney hay un personaje llamado Mortimer Mouse, que aparece en algunas historias como un enemigo de Mickey. Es también un ratón, pero más alto y desgarbado, además de malencarado, y ambos suelen disputarse el amor de Minnie. Pero parece que esto es solo una leyenda y la explicación más realista habla de que Mickey fue creado por el dibujante Ub Iwerks, a petición de Walt Disney, para compensar la perdida de los derechos sobre otro personaje llamado Oswald, el conejo afortunado. 

Walt Disney con un dibujo de Mickey Mouse. Fuente
El dibujante Ub Iwerks. Fuente

La Compañia Disney celebra el nacimiento de Mickey el día 18 de noviembre, porque este mismo día de 1928, se estrenó el cortometraje "Steamboat Willie", que se considera el primer corto sonoro de dibujos animados, y supuso la tercera aparición de Mickey Mouse. Desde 1928 hasta 1947 fue el mismísimo Walt Disney quien le puso su voz al personaje, y desde entonces, Mickey ha aparecido en dibujos animados, películas de cine, cómics y videojuegos, convirtiéndose en el icono más representativo de Disney.

Ver en YouTube

Podríamos hablar mucho de este personaje, puesto que se ha vuelto tan universal que pocos niños serán los que lo desconozcan, habiendo trascendido fronteras a lo largo y ancho de todo el mundo. Por ello vamos a centrarnos en su parte biológica, porque, como ya hemos hecho en muchas ocasiones, hay mucho que aprender de los dibujos animados, y la biología y la animación, van muchas veces de la mano. 

Poster de Steamboat Willie. Fuente

Mickey Mouse es un ratón, aunque es cierto que es un ratón tan humanizado, tan antropomorfizado, que difícilmente podemos observar en él las partes anatómicas de un ratón verdadero. Existen muchas especies de ratones, pero el más común, el que suele habitar junto a nuestros hogares, o el que usamos en los laboratorios, es el ratón doméstico, cuyo nombre específico es Mus musculus. Este roedor, perteneciente a la familia Muridae, probablemente sea la segunda especie de mamífero con mayor número de ejemplares en nuestro planeta, tras el propio Homo sapiens. Su nombre genérico viene del latín Mus, que significa eso mismo, ratón, y su nombre específico viene también de la misma palabra, ya que musculus significa "pequeño ratón". En nuestro idioma, la palabra músculo, proviene precisamente de ratón, ya que en la época romana, la forma en que se movía el músculo del bíceps recordaba a un pequeño ratón que estuviera bajo la piel.

Mus musculus. Fuente

En cuanto a las características físicas de los ratones verdaderos, podemos decir que suelen pesar entre 12 y 40 gramos, y medir entre 15 y 19 centímetros, incluyendo la cola, que es bastante larga. Su pelo es corto y normalmente de tonos marrones y grises, que se vuelven más claros en su vientre, excepto en los ratones de laboratorio y los que se suelen usar de mascota, que suelen ser de color blanco. La descripción del Mickey Mouse original, según los propios creadores, es la siguiente: "Su cabeza era un círculo con otro círculo a modo de hocico. Su cuerpo era como una pera y tenía una cola larga; sus patas eran tubos y se las metimos en zapatos grandes para darle el aspecto de un chiquillo con el calzado de su padre." A grandes rasgos estos detalles se han mantenido a lo largo del tiempo, aunque, como veremos más adelante, hayan sufrido algunas variaciones. No hablan aquí del color de Mickey Mouse, pero su piel es casi completamente negra, a excepción de su cara, que tiene un color rosado parecido al de la piel humana. Comentábamos antes que los ratones suelen tener tonos marrones y grises, pero las variaciones en el pelaje de los ratones son frecuentes, pudiendo encontrar una amplia variedad en el pelaje. Entre ellos se encuentra la variedad melánica, de color negro, a la que pertenecería Mickey Mouse. Cada zona geográfica puede presentar muchas variedades diferentes, pero suelen predominar algunas más que otras. Concretamente las variedades melánicas se han encontrado en Cuba, las islas Azores y México. En los últimos años han proliferado estas variedades en tiendas de mascotas por resultar tan llamativas como las variedades leucísticas, blancas de ojos rojos. Existe también un tipo de ratón de laboratorio llamado C57 BLACK 6, o directamente black 6, que se ha usado ampliamente para su manipulación genética en el estudio de las enfermedades humanas. Esta variedad fue la que se utilizó para el Proyecto Genoma del ratón, que terminó en el 2002. Su pelaje es color café oscuro, casi negro. Personalmente pienso que es un acierto el color negro para Mickey Mouse, puesto que un Mickey de color pardo, o blanco con los ojos rojos, podría resultar poco atractivo para el público.

Un precioso ejemplar negro de ratón C57 BLACK 6. Fuente

El biólogo y paleontólogo Stephen Jay Gould, en su magnífica obra El pulgar del panda, de 1980, todo un clásico de la divulgación biológica, recopiló en dicho libro una serie de ensayos, a cada cual más interesante, y entre ellos incluyó un homenaje biológico a Mickey Mouse, en el que nos basaremos para continuar este post. Para mí personalmente, haber leído este libro de Gould, supuso toda una inspiración a la hora de relacionar la biología con muchos otros temas aparentemente inconexos, como los dibujos animados o el cine, y por ello le estaré siempre agradecido a este gran hombre.

El pulgar del panda. Fuente

Volviendo al corto de Mickey, "Steamboat Willie", recordemos que del año 1928, podemos observar que aquel Mickey Mouse era muy diferente al actual, incluso en su personalidad. Se trataba de un personaje bastante revoltoso y que a veces se excedía un poco en las bromas o acciones que llevaba a cabo sobre otros personajes. Tanto él como Minnie, en una escena hecha a posta para explotar la innovación que suponía el sonido en la animación, se dedican a aporrear, retorcer, estrujar y golpear a un grupo de animales que hacen las veces de "instrumentos musicales", con los que interpretan una versión de la canción "Turkey in the Straw". Concretamente los animales damnificados son un pato, al que estrujan como una bocina; una cabra, a la que dan cuerda con el rabo como si fuera un organillo; y una vaca cuya dentadura usan como xilófono, y cuyas ubres tocan como si fuera una gaita. Este Mickey Mouse poco tiene que ver con el actual, que es un personaje educado y muy correcto. El Mickey de los años veinte y treinta era más malicioso y tenía un punto de crueldad y sadismo que se aleja mucho de la versión edulcorada actual. Esto tiene una explicación lógica, ya que Mickey se convirtió en poco tiempo en un símbolo nacional norteamericano, y por tanto tenía que mostrar un comportamiento más correcto en todo momento. Se sabe que en algunas épocas, si el personaje se salía de estas normas morales de vez en cuando, llegaban cartas a los estudios, tanto de ciudadanos, como de organizaciones, exigiendo que volviera a su papel de personaje recto y bueno.

Mickey y Minnie usando una cabra como organillo. Fuente

Y esta suavización de la personalidad de Mickey evidentemente fue de la mano con un cambio en el aspecto físico. Todos somos conscientes de estas variaciones, pero probablemente pensáramos que se trata más de una cuestión estética y no de una alteración, consciente o inconsciente para hacerlo más acorde con la nueva personalidad. Los cambios en Mickey han ido apareciendo poco a poco y a veces con bastante poca regularidad, de modo muy parecido a cómo la evolución biológica va provocando cambios en los seres vivos. Durante estos 90 años de vida del personaje, junto al aumento de educación en el personaje hemos podido observar que los rasgos más característicos también han cambiado. A simple vista se puede ver que el tamaño relativo de su cabeza es mayor, así como el tamaño de sus ojos. 

Varios momentos de la evolución de Mickey Mouse. Fuente

Estas características, pueden asociarse con un aspecto mas juvenil, lo que junto al hecho de que su edad cronológica no varía, hace que pensemos que lo que le ha ocurrido a Mickey Mouse es un proceso evolutivo conocido como neotenia. Se trata de un fenómeno que se estudia en la Biología del desarrollo y que se caracteriza por la conservación del estado juvenil en un organismo adulto debido a un retraso del ritmo de desarrollo corporal en relación con el desarrollo de las células germinales y órganos reproductores que se lleva a cabo normalmente. En resumidas cuentas, el individuo adulto alcanza la madurez sexual manteniendo el aspecto de los jóvenes.

Baby Mickey Mouse. Fuente

En el caso de los humanos, que viene a cuento puesto que el personaje de Mickey Mouse es un ratón, pero muy humanizado, durante el desarrollo embrionario, el crecimiento del extremo correspondiente a la cabeza es mayor que el del crecimiento del extremo de las piernas y los pies. Los bebés recién nacidos tienen la cabeza mucho mas grande en términos relativos que el cuerpo y las extremidades. Durante el crecimiento, esto se invierte y las piernas y pies crecen mas rápidamente que la cabeza, que lo hace mas lentamente con respecto al resto del cuerpo. Otras características relacionadas con la cabeza también disminuyen su crecimiento, como por ejemplo el cerebro, que crece mas lento después de los tres años. Esto provoca que las cejas en el adulto estén en posición más baja y que los ojos dejen también de crecer. La cabeza de un adulto, en general, es más fea que la de un bebé, o al menos no inspira ternura como la de estos. Los niños tienen la cabeza y los ojos más grandes, la mandíbula más pequeña, el cráneo abultado y prominente, y unas piernas y pies más pequeños y regordetes, en comparación con los adultos. Según la llamada regla de la monería los mamíferos, entre los que nos incluimos los humanos, sentimos atracción o amor hacia las criaturas que tienen características de bebé. Estos rasgos que cumplen algunos personajes animados les dan apariencia de bebé o cachorros, lo que desencadena el instinto de abrazarlos y cuidarlos. En los animales esto da lugar a conductas nutritivas y de protección, que garantizan que los adultos cuiden a las crías, y por tanto se asegura la supervivencia de la especie. El dibujante y animador Preston Blair, en su libro Advanced animation, en 1948, estableció las reglas para crear personajes monos basándose en esta regla de la monería. Compañías de animación tan importantes como Disney o Warner Bro's empezaron a usarlas a la hora de crear a sus personajes, y a día de hoy aún lo siguen haciendo.

La regla de la monería, en el libro de Preston Blair. Fuente

El desarrollo de Mickey Mouse ha sido inverso al de una persona normal, y desde 1928 hasta la actualidad ha ido asumiendo un aspecto cada vez más infantil. Su arrolladora personalidad del principio se ha ido también amansando con el paso del tiempo. Los cambios a menudo no han sido fácilmente perceptibles y, por ejemplo, sus piernas y brazos engordaron poco a poco, para volverse más cortas y rechonchas, rasgo propio de la juventud, pero al haber sido tapadas por unos pantalones, casi que no nos dimos cuenta. La longitud del hocico apenas se ha alterado, pero sí que ha ido sufriendo una protrusión por engrosamiento, a la vez que los ojos iban creciendo, tanto en el tamaño del órgano completo, como en el de la pupila. De hecho el ojo completo del Mickey original tiene el tamaño de la pupila del Mickey actual. En cuanto al cráneo, para conseguir el abultamiento sin alterar la figura de un circulo que representa a la cabeza y dos que representan a las orejas, se hizo mediante la técnica de desplazar éstas hacia atrás, consiguiendo aumentar la distancia entre la nariz y las orejas, lo que le proporcionó a Mickey una frente más redondeada y más parecida a la de los bebés.

Varios momentos de la evolución de Mickey. Fuente

En El pulgar del panda, Gould realizó incluso un estudio cuantitativo de los rasgos de Mickey, fijándose en los datos de sus características en tres momentos del desarrollo del personaje. Se fijó en la nariz estrecha y las orejas hacia adelante de principios de los años treinta; en el personaje de Jack y las judías mágicas que interpretó Mickey en 1947, y en el Mickey moderno. Los rasgos en los que basó su estudio fueron el crecimiento del tamaño de los ojos (la altura de estos y el porcentaje total de la longitud de la cabeza que ocupaban); el crecimiento de la longitud de la cabeza con respecto al resto del cuerpo; y el crecimiento de la bóveda craneal, medido por el desplazamiento hacia atrás de las orejas, medido desde la base de la nariz, que comentábamos antes. En este análisis, el científico vio que los tres porcentajes crecían regularmente según los siguientes valores: El tamaño de los ojos pasaba de un 27 a un 42% de la longitud total de la cabeza; la longitud de la cabeza se modificaba de un 42,7 a un 48,1% con respecto al total del cuerpo; y la distancia de la nariz a las orejas pasaba de un 71,7 a un 95,6%. Tras comparar estas nuevas medidas con las de uno de los sobrinos de Mickey, Morty Mouse, se veía claramente que el icónico ratón había venido evolucionando claramente hacia etapas juveniles de su estirpe, aunque en el tamaño de la cabeza aún había bastante camino que recorrer, ya que es donde sufrió una modificación menor. También es cierto que ya partía de un tamaño de cabeza bastante grande.

Gráfico incluido en El pulgar del panda. Fuente


En este magnifico libro, el autor lanza a los posibles lectores la pregunta de qué hace un científico supuestamente respetable como él, estudiando a un personaje de dibujos animados, y se justifica diciendo que lo hace por juguetear y divertirse, respuesta que me encanta. Pero también explica el por qué de estos cambios en el ratón. Aquí hace alusión a los investigadores de mercado, sobre todo de la industria de los muñecos y el merchandising, que dedican grandes esfuerzos y mucho tiempo en buscar cuales son las características que atraen a la gente por considerarlas más simpáticas y amistosas. En este apartado, Gould alude a Konrad Lorentz, como ejemplo de que los biólogos han dedicado mucho tiempo y esfuerzo también a estos mismos estudios. Konrad Lorenz fue un conocido etólogo austriaco que recibió el premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1973 por su descripción de la impronta, el proceso generado tras el nacimiento, que asegura el comportamiento materno-filial entre la madre y las crías. También fue el que acuñó el término de la regla de la monería (cuteness en inglés), a la que hacíamos referencia anteriormente. Sustentándose en esto, Gould argumenta que los rasgos infantiles tienden a producir fuertes sentimientos de afecto en los seres humanos adultos, sea esto una cuestión absolutamente biológica o debido al aprendizaje. La respuesta provocada por estos rasgos liberadores de conducta afectiva hacia los bebés humanos, los transferimos hacia otros animales, usando el mismo criterio, por lo que este engaño hace que también sintamos atracción hacia las crías de muchos animales que presentan estos mismos rasgos, que criamos como mascotas, o admiramos en la naturaleza. De la misma manera rechazamos a sus parientes de ojos más pequeños y hocicos alargados. 

Los seres humanos sienten afecto por los animales con rasgos infantiles: ojos grandes, frente abultada, barbilla huidiza (columna de la izquierda). Los animales de ojos pequeños y hocico largo (columna de la derecha) no producen la misma respuesta. Fuente

Gould hace referencia también en este ensayo a Charles Darwin, que publicó en su obra The expression of the Emotions in Man and Animals, publicada en 1872,  un estudio de muchos de los gestos humanos comunes, que nos pueden llevar a actos originalmente adaptativos en animales, que posteriormente los humanos hemos interiorizado y usamos como símbolos. Como ejemplo habla de cuando gruñimos o elevamos el labio para mostrar irritación, mostrando nuestros pequeños caninos; o nuestro gesto de repugnancia que imita los gestos faciales del acto adaptativo de vomitar. Según Gould, Mickey Mouse hace este recorrido evolutivo a la inversa, mostrando que Disney ha descubierto este principio biológico de manera inconsciente, y de hecho esto es observable en muchos otros personajes de la compañía.

Mickey Mouse en 3D. Fuente

El emblemático Pato Donald también sufre esta evolución inversa, y su pico alargado se acorta conforme pasan los años, así como sus ojos se van agrandando. Se produce una convergencia hacia el aspecto de sus sobrinos Jorgito, Juanito y Jaimito, de la misma manera que Mickey converge hacia su sobrino Morty. Es cierto que Donald mantiene un comportamiento más malhumorado y adulto en general, que se refleja también en que su frente es más plana y por tanto más similar a la de los adultos. Los ratones villanos o malvados que aparecen en oposición a Mickey, como Mortimer que mencionábamos antes, mantienen este aspecto más adulto. En el corto Mickey's rival, de 1936, aparece un Mortimer que se entromete en un picnic entre Mickey y Minnie, con aviesas intenciones. Atendiendo a sus características, vemos que su cabeza solo mide un 29% de la longitud de su cuerpo. Recordemos que la de Mickey supone un 45%. El hocico es mucho más alargado, representando un 80% de la longitud de la cabeza, frente al 49% del de Mickey. Por cierto hay que destacar que Minnie, se siente atraída en ese episodio por Mortimer... al menos hasta que un toro interrumpe la disputa y ayuda a Mickey a recuperar la tranquilidad, pero eso daría para otro post completo y ahora nos estamos centrando solo en Mickey. Otros personajes con rasgos exageradamente adultos son Pete Pata Palo, otro de los enemigos de Mickey, y el bobo adorable de Goofy.

Mortimer Mouse. Fuente

El remate del artículo de Gould en su libro, lo hace relacionando esta evolución biológica de Mickey con la propia evolución biológica de nuestra especie, de la que dice que también somos neoténicos, ya que nuestros antepasados australopitecinos tenían rasgos parecidos a los del Mickey original, como la mandíbula prognata y el cráneo de bóveda baja. La neotenia en nuestra especie ha supuesto una gran ventaja, ya que los primates en general tienen un ritmo de desarrollo lento en comparación con otros mamíferos. En nuestro caso hemos alargado el periodo de gestación, y también el de la infancia, consiguiendo una esperanza de vida superior a la de otros mamíferos. Nuestra eterna juventud nos ha hecho un buen servicio, y hemos conseguido que nuestro cerebro siga creciendo no solo durante el desarrollo embrionario, sino también en la etapa postnatal. Nuestra larga infancia es aprovechada para aprender, para aprender mucho. La transferencia de la cultura por medio de la educación es vital en esta etapa. Según el propio Gould, pero también Lorentz, el hecho de permanecer siempre en un estado continuo de desarrollo es un don que debemos a nuestra naturaleza neoténica.

Mickey Mouse. Fuente

El estudio de Gould sobre Mickey Mouse es todo un clásico en Biología, pero podríamos hablar mucho más de las características del ratón de Disney. Si nos fijamos en sus manos, lo primero que nos llama la atención es que no podemos verlas, porque siempre las lleva cubiertas por guantes, unos guantes blancos muy característicos que también se han convertido en un icono como el propio Mickey o las orejas de éste. Pero lo que verdaderamente llama la atención de las manos es que tiene cuatro dedos, en vez de cinco como correspondería a la humanización que presenta el personaje. La condición de tener cuatro dedos se conoce como tetradactilia y no es rara en algunos grupos de vertebrados, como aves, dinosaurios terópodos, anfibios y mamíferos. Los ratones domésticos tienen cuatro dedos en sus patas delanteras y cinco en las traseras. En ese sentido coincide la realidad con el dibujo animado, pero tener cuatro dedos en las manos es un rasgo significativo de muchos dibujos animados. Walt Disney llegó a decir que con cinco dedos, las manos de Mickey parecerían “un manojo de plátanos”, y además esto suponía un ahorro de tiempo para los dibujantes, al poder dibujar los mismos gestos con una mano que tiene un dedo menos. En este caso la pérdida de un dedo en los personajes de dibujos animados se debe más a una cuestión estética y de comodidad.

Mano de Mickey Mouse. Fuente

Haciendo un paseo por todas las versiones de Mickey Mouse podemos concluir con los cambios principales que se pueden observar en él. El original de "Steamboat Willie", Mickey no tenía guantes, los cuales aparecieron en The Opry House, un corto estrenado el 28 de marzo de 1929. Se piensa que una de las razones de añadirle guantes a Mickey es que al ser la mayoría personajes de aquella primera época de color negro, incluido él, era una manera muy sencilla de destacar los gestos y movimientos de sus manos. En el corto When the cat´s away, Mickey y Minnie se presentan en un tamaño diferente, ya que en esta pieza hacen de ratones de verdad, que salen a disfrutar de la ausencia del gato de la casa, junto con muchos otros ratones. Normalmente ambos suelen tener el tamaño de un humano joven, o de un niño, pero en este caso se han reducido a unas medidas mucho más pequeñas que se corresponden con la de los verdaderos ratones. En 1935, Walt Disney estrenó el cortometraje The Band Concert, que fue el primer corto en el que Mickey aparecía en color. Hasta entonces la piel de su cara había sido de color blanco, pero esto cambió en 1940, con el estreno de Fantasía, en cuya pieza, El aprendiz de brujo, el ratón había sufrido un rediseño importante, entre el que se encontraba el color de la cara. En 1950 la cara se volvió a rediseñar con forma de pera y en los años 70 pasó a tener un cuerpo más gordito y una cara más redondeada. Mickey pasó a ser en 3D en la serie La casa de Mickey Mouse, adaptándose a los nuevos tiempos, pero actualmente en la nueva serie que emiten en Disney Channel podemos ver que Mickey ha sufrido una vuelta a sus orígenes, con un estilo mas cartoon, con la cara blanca, más estilizado y con un gran parecido al Mickey original.

Tres versiones muy reconocibles de Mickey Mouse. Fuente

Me gustaría terminar el artículo deseando un feliz cumpleaños a Mickey Mouse, personaje que nos acompaña desde nuestra infancia, y que al igual que hemos disfrutado de sus aventuras nosotros, ahora lo hacen también nuestros hijos, y de esta manera lleva camino de 100 años participando en los juegos y sueños infantiles de tantísima gente. Sirva este post como homenaje hacia el ratón que representa a la factoría Disney, y como agradecimiento al propio Walt Disney y a todos los creativos de la compañía, para que siga formando parte de nuestra vida por mucho tiempo.

Mickey Mouse. Fuente


---------------
Referencias:

The Mouse in Biomedical Research: History, Genetics, and Wild Mice.
https://es.wikipedia.org/wiki/Mus_musculus
https://es.wikipedia.org/wiki/Neotenia
- El pulgar del panda
https://es.wikipedia.org/wiki/Mickey_Mouse
https://www.mundotkm.com/us/wtf/32671/la-evolucion-de-mickey-mouse
https://bibliotecaignoria.blogspot.com/2012/01/stephen-jay-gould-homenaje-biologico.html
https://en.wikipedia.org/wiki/The_Panda%27s_Thumb_(book)
https://disney.es/mickey-mouse

No hay comentarios:

NUBE DE ETIQUETAS

animales (275) ciencia (114) blog (80) biología (79) animación (62) anatomía (61) película (61) ilustraciones (59) películas (59) pelicula (58) arte (57) vídeo (56) evolución (55) blogs (47) estadísticas (45) ilustración (45) peliculas (45) aves (44) series (38) biologia (37) ilustradores (37) insectos (37) comic (36) dibujos (35) fotos (32) libros (32) blogueando (29) video (28) cómics (27) comics (26) fotografia (26) dinosaurios (24) vocabulario (24) biocabulario (23) dibujo (22) darwin (21) ciencias (20) viñetas (20) maquetas (19) música (19) geología (18) premio (16) Manu (15) educación (10) medio ambiente (10) entomología (9) agua (8) célula (8) zoologia (8) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)