lunes, 4 de marzo de 2019

Los dragones de Como entrenar a tu dragón 3. Furia nocturna

El pasado jueves estuvimos en el cine viendo "Como entrenar a tu dragón 3", una película de la que no esperábamos mucho, puesto que las terceras partes suelen flojear bastante, en general, pero que nos sorprendió gratamente.

Como entrenar a tu dragón 3. Fuente

No es que tenga un guión brillante, sino que más bien es predecible, pero salvando esto, el resto de la película me ha parecido espectacular. El elevado nivel técnico y de detalle que plantea en cada escena hace que a veces parezca que no estás viendo una película de dibujos animados. Algunas escenas son realmente bellas y presentan un colorido y una luminosidad que me hicieron recordar a Avatar o a Coco, y encima tiene una banda sonora, de John Powell, muy muy digna. Pero lo mejor de todo son los dragones. TODOS LOS DRAGONES. Tanto los ya conocidos como los nuevos se ven espectaculares, y por ello vamos aprovechar para hablar de estos animales mitológicos y su biología hoy en este post. Aunque intentaré que no haya spoilers muy grandes en el texto, es inevitable tener que recurrir a escenas de la película, por lo que alguno se puede colar. Advertidos quedáis, leed bajo vuestra responsabilidad. 



REPTILES

De los cinco tipos de vertebrados que existen en nuestro mundo: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, está claro que los dragones tienen que clasificarse en el grupo de los reptiles, puesto que peces y anfibios quedan descartados por la puesta de huevos amniotas y por la ausencia de algunas características como aletas para nadar; y aves y mamíferos también podemos tacharlos, ya que los dragones no tienen ni plumas ni pelo. El grupo natural en el que clasificar a los dragones es el de los reptiles, donde concuerdan perfectamente la mayoría de las características de los dragones vistos en esta trilogía de Cómo entrenar a tu dragón. Es cierto que los reptiles actuales no alcanzan el tamaño que tienen algunos de estos dragones, pero sabemos que existieron reptiles que llegaron a alcanzar tamaños descomunales en algunos de los distintos grupos de dinosaurios. De hecho, es posible que el mito de los dragones tenga su origen en la aparición de fósiles de dinosaurios, algunos de gran tamaño, que en la imaginación de gentes de todo el mundo se convirtieron en dragones, cuyas representaciones a veces son bastante parecidas a la de los reptiles prehistóricos. En la actualidad, los dragones también dan nombre a muchos seres que habitan nuestro planeta, como ya contamos en este post en Naukas.

El aspecto reptiliano de Desdentao. Fuente


FURIA NOCTURNA

En primer lugar hablaremos de los protagonistas absolutos no humanos de esta nueva entrega: Desdentao y su novia de color blanco. Los furia nocturna, a los que bautizaremos con el nombre científico de Furia noctis, son la especie más rara y escasa, a la vez que más inteligentes de todos los dragones de este universo ficticio. No es extraño que Desdentao se convirtiera en el dragón alfa durante la segunda película de la saga. Esta denominación de dragón alfa esta sacada de como se les llama a los lobos dominantes en una manada, por semejanza a la forma en que Desdentao controla a los demás dragones en la trilogía. 

Desdentao alfa dominando a un dragón mucho más grande y fuerte que él. Fuente

ESCAMAS OSCURAS

A pesar de ser el alfa no es ni mucho menos el más grande, ya que esta especie presenta ejemplares de tamaño mediano, con un cuerpo elegante y oscuro, casi negro, lo que es muy acorde con su nombre. Sus escamas a veces parecen tener tonos azulados. Su aspecto general se asemeja al de un gato o una pantera negra e incluso a veces presenta movimientos felinos muy similares. Pero esta claro que a pesar de todo esto se trata de un reptil. Su aspecto mamiferoide se puede justificar perfectamente, ya que los mamíferos surgieron a partir de un grupo de reptiles, los sinápsidos, por lo que no es extraña esta coincidencia en el parecido. 

Detalle de la cara de Desdentao. Fuente

Las escamas que le dan color a nuestro protagonista están hechas de queratina, al igual que el pelo, las plumas, los cuernos, las pezuñas y las uñas de otros vertebrados, y forman parte de una de las capas de su piel, la epidermis. La queratina es una proteína fibrosa, rica en azufre, de la que hay dos tipos: queratina-α y queratina-β. La primera de ellas es la proteína que se encuentra en las escamas, mientras que la segunda se encuentra, por ejemplo, en las telas de araña. 

La forma de estas escamas podría haber evolucionado para mejorar la aerodinámica de los dragones, de una forma similar a los dentículos dérmicos de los tiburones, que son escamas pequeñas en forma de V, pero de origen dérmico, que reducen la resistencia al agua y favorecen la hidrodinámica, permitiendo a estos peces nadar más rápido. Las escamas epidérmicas de los reptiles, dieron lugar a lo largo de la evolución a las plumas y al pelo. La muda o ecdisis es el proceso por el que los lagartos y serpientes van renovando su piel, permitiendo el crecimiento del animal, y evitando también parasitos que se hayan adherido a la piel antigua. No hemos visto mudar a los dragones, ni hemos leído que usen este mecanismo, pero encontrarse con los restos resecos de una piel de dragón sería impresionante. En la película los jinetes de dragón de Mema llevan unos trajes protectores realizados con escamas de dragón, y uno de los comentarios que hacen al respecto viene a sustentar el hecho de que los dragones muden la piel, puesto que hablan de que sueltan estas escamas muy rápido. Lo que sí son estas escamas es ignífugas, y por ello son usadas por los jinetes para poder moverse entre el fuego de dragón sin quemarse. En la vida real no se conoce ningún reptil resistente al fuego, pero es cierto que las escamas les confieren a los reptiles una gran resistencia y protección.

Los jinetes con sus nuevas armaduras de escamas de dragón. Fuente

CARA A CARA CON EL DRAGÓN

Los dientes de los Furia nocturna son retráctiles y muy afilados, y el nombre del protagonista, Desdentao, proviene precisamente de esta característica. Su lengua es bífida como la de muchos reptiles del grupo de los saurios y los ofidios. 



La enorme boca de Desdentao aparenta no tener dientes hasta que aparecen sus dientecillos retráctiles. En el reino animal no es fácil encontrar ejemplos actuales de seres que tengan esta característica, pero si nos vamos al grupo de los peces, algo hay. Los grandes tiburones blancos, Carcharodon carcharias, tienen dientes retráctiles que se mueven a su lugar cuando se abre la mandíbula y que se esconden cuando se cierra. Si buscamos en el registro fósil podemos encontrar al pez extinto Onychodus, cuyo nombre significa literalmente Diente-garra. Este pez del Devónico tenía dientes como colmillos, pero especialmente significativos eran un par de colmillos espirales y comprimidos lateralmente en la parte delantera de la mandíbula. Cuando elevaban su cabeza, los colmillos retráctiles salían y se clavaban como un cuchillo. Del mismo modo, Desdentao hace lo mismo, pero no solo con un par de dientes, sino con toda su dentadura. Una explicación de por qué tiene esta peculiaridad podría ser para disparar los rayos de plasma sin temor a que sus dientes sufran ningún daño, ya que los tendría recogidos en sus encías en esos momentos.

Los dientes retráctiles de Desdentao. Fuente

Recreación de un Onychodus. Fuente

En los reptiles, al igual que en los anfibios, los músculos de la masticación forman una masa única que se diferencia en dos partes: una situada por fuera de la mandíbula y otra situada por dentro del hueso, mientras que en los mamíferos el músculo lateral se diferencia en el masetero y el temporal, y el músculo medial se diferencia en el pterigoideo medial y el pterigoideo lateral. Las mandíbulas de los dragones de Mema, deben tener unos músculo masticadores bastante fuertes, así pueden triturar, desgarrar y machacar fácilmente los huesos de sus presas. Supongo que también hacen honor a la capacidad de morder y no soltar a su presa que tienen muchos reptiles, debido a que estos músculos se quedan un buen rato contraídos. Algunos estudios indican que la mordedura más potente del reino animal pertenece al grupo de los reptiles, ya que parece que la ostentan algunas especies de cocodrilos extintas, y el animal vivo con la mordida más potente es el cocodrilo marino, Crocodylus porosus.

Comparativa entre los músculos masticadores de reptiles y mamíferos. Fuente

Boca de un Cocodrylus porosus. Fuente

El hocico de Desdentao es corto cuenta con dos fosas nasales anchas, para poder ventilar bien sus pulmones durante el vuelo o para poder producir la reacción que provoca la llamarada, de la que hablaremos más adelante. Sus ojos son grandes y de color verde amarillento y sobre todo muy expresivos. No sabemos si cuentan con una membrana nictitante, también llamada tercer párpado, que es una telilla transparente o translúcida que puede cerrarse para proteger al globo ocular y mantenerlo húmedo por debajo de los párpados principales, mientras se mantiene la visibilidad, por ejemplo durante el vuelo. De la cabeza salen seis prolongaciones o apéndices, dos de las cuales recuerdan a las orejas de los mamíferos cuernos hacia atrás, que le ayudan a expresar sus diferentes estados de ánimo, así como algunas espinas córneas en forma de cresta, que se extienden por su cabeza, cuello, espalda y cola. La cresta es una característica que presentan los machos de algunos anfibios, pero no las hembras, como ocurre con los tritones. En este sentido su aspecto es muy parecido al de los lagartos cornudos del género Phrynosoma o a los escincos cocodrílo, Tribolonotus gracilis, que también cuentan con estas protuberancias en su cabeza, aunque su cabeza puede estar inspirada en la de los ajolotes mexicanos de la especie Ambystoma mexicanum, que son anfibios.

Desdentao. Fuente
Lagarto cornudo. Fuente

Dos escincos cococrilo. Fuente
Ajolote. Fuente

ANATÓMICAMENTE INCORRECTOS

A diferencia de otros dragones, los Furia noctis presentan tres pares de extremidades locomotoras en vez de dos, ya que cuentan con un par de alas y cuatro patas. En este caso nos encontramos con dragones anatómicamente incorrectos, ya que tienen un par de extremidades de más. Los animales vertebrados de nuestro planeta pertenecen a cinco grupos distintos: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Exceptuando al grupo de los peces, los otros cuatro presentan adaptaciones para vivir fuera del agua, entre las que se encuentran cuatro extremidades pares adaptadas a las diferentes formas de locomoción de cada especie: Pueden ser cuatro patas adaptadas a la natación o al salto, como ocurre con los anfibios; cuatro patas locomotoras, como la mayoría de reptiles y mamíferos; dos patas y dos brazos, como los primates; dos patas y dos alas, como las aves y los quirópteros; o dos aletas, como los cetáceos. Pero a pesar de esta gran variedad ninguno presenta un esquema corporal con seis extremidades. Las alas extra de los Furia nocturna no podrían haber evolucionado de ninguna estructura ya existente en los supuestos antepasados de los dragones, mientras que las alas de aves y murciélagos han evolucionado a partir de las patas delanteras de sus antepasados.

Desdentao con 4 patas y 2 alas. Fuente

Estas majestuosas alas extras presentan una envergadura de unos 16 metros, según el personaje de Patapez, que es el estudioso de los dragones de la isla de Mema y siguen la misma estructura del miembro quiridio, por lo que podríamos especular que estas alas aparecieron por una mutación que duplicó las patas delanteras. La superficie sustentadora es un patagio que se extiende entre los "dedos" de estas nuevas extremidades. La estructura ósea consiste en un hueso largo cuyo extremo anterior se articula con la cintura escapular en este caso, y el posterior con un juego de dos huesos en paralelo, que a su vez lo hacen con un conjunto de huesos pequeños que forman la articulación para los dedos. Las tres regiones que podemos encontrar en este tipo de articulación cuando configuran un brazo (o en este caso un ala) son: Región proximal o estilopodio, que está compuesta por el húmero; región media o zeugopodio, formado por un par de huesos paralelos que en este caso son el radio y el cúbito o ulna;  y región distal o autopodio, formado por la articulación de los dedos y los propios dedos, en este caso los carpos (basipodios), metacarpos (metapodios) y falanges (acropodios). Al igual que ocurre en los quirópteros, murcielagos y zorros voladores, los metacarpos y las falanges se han alargado para sustentar el patagio que conforma el ala, como adaptación al vuelo. Estas alas le permiten volar más rápido que otros dragones, pero no por más tiempo. Además tienen la anchura perfecta para permitirles maniobrar con gran precisión.

Miembro quiridio en humano, ave y quiróptero. Fuente

Músculos del vuelo. Fuente


A LA COLA

Su cola cuenta con unas aletas cortas que usa para dirigir su vuelo y maniobrar, de la misma forma que lo hace el timón de un avión. Desdentao tiene una de estas aletas dañadas, lo cual le impide volar, pero Hipo, encontró la solución colocándole una prótesis que le permite hacerlo con total normalidad. La cola de estos dragones es alargada y no demasiado gruesa y acabadas en las aletas que decimos. Este tipo de terminación de la cola, en forma de aleta, que podemos apreciar en los Furia noctis ayuda a mantener la dirección durante el vuelo. A lo largo de la evolución de la vida en nuestro planeta han aparecido estructuras semejantes en algunos pterodáctilos, como Dimorphodon y Rhamphorhynchus.

Una de las prótesis de Desdentao. Fuente

Antes de haber sufrido daños en su cola. Fuente
Representación del pterodáctilo Rhamphorhynchus muensteriFuente

ECOLOCACIÓN

Los Furia nocturna tienen también mucho parecido a los murciélagos no solo en el aspecto de su cara, o en sus alas, sino también en su comportamiento, y los hemos visto colgarse bocabajo en varias ocasiones. En la serie de televisión con estos personajes se ve también como Desdentao utiliza una especie de ecolocación similar a la de los murciélagos. Este sónar lo usa en una cueva y consiste en la emisión de un sonido, que se visualiza como una especie de onda, que puede rebotar contra los objetos y obstáculos cercanos, permitiendo esquivarlos. Este impresionante adaptación se puede observar en los quirópteros, así como en los cetáceos, aunque estos últimos lo hacen en medios acuáticos.



Ecolocación de los murciélagos. Fuente

¿QUÉ HAY PARA COMER?

En cuanto a su alimentación los Furia nocturna está claro que se trata de unos dragones carnívoros, pero prefieren principalmente el pescado, lo que los asemeja aún más a los reptiles prehistóricos del grupo de los pterosaurios que son los animales voladores reales más grandes conocidos. Atendiendo a los fósiles encontrados, sabemos que algunas especies de Quetzalcoatlus, como Q. northropi, alcanzaban una envergadura de unos 10 u 11 metros. Se supone que estos animales eran planeadores, ya que la relación de aspecto de sus alas, largas y estrechas, reducirían considerablemente su maniobrabilidad y muchos de ellos tenían también una dieta piscívora. Desdentao utiliza sus dientes retráctiles agudos y afilados, como ganchos para pescar y agarrar con gran precisión sus presas en el agua.

Desdentao comiendo. Fuente
Pterosaurio comiendo pescado. Fuente

CANCIÓN DE PLASMA Y FUEGO

Pasemos ahora a hablar del fuego que producen los dragones, o más bien del plasma, puesto que Desdentao produce un fuego azul que mas bien recuerda a este estado de la materia. Podemos especular que por modificación a lo largo de la evolución de alguno de los sacos aéreos con los que cuentan las aves se hayan formado lo que podemos llamar las glándulas o sacos de fuego, donde se produce y/o almacena gas (metano, hidrógeno…) y que podrían estar situadas en el cuello. Desdentao tiene la capacidad de iluminar su parte dorsal con un fulgor similar al de los rayos de plasma que lanza, por lo que también podríamos situar sacos de fuego en esa zona de su anatomía. El metano se puede obtener de la propia digestión del alimento, por lo que podría ser una buena opción para que pudiera ser almacenado en las glándulas de fuego dorsales desde el intestino donde se produce.

Desdentao iluminándose. Fuente
Anatomía interna de un dragón, con sus correspondientes sacos de fuego en el cuello. Fuente

Otra forma de producir el fuego es mediante la combinación de etanol y ácido sulfúrico, que dará lugar a la formación de éter dietílico o dietiléter (C2H5)2O, un compuesto orgánico altamente inflamable. El dietiléter puede ser sintetizado por algunos organismos, como los hongos del género Aspergillus, usando la enzima citocromo P450 oxidasa, por lo que no sería extraño que los dragones también pudieran fabricarlo. En muchas escenas vemos a los dragones dormitando, y quizás pueda ser un efecto secundario del éter dietílico, que también se utiliza como anestésico, aunque debido a su alta inflamabilidad y su bajo punto de ignición no es de uso común en laboratorios. De hecho los nuevos dragones "malvados" de Como entrenar a tu dragón 3 tienen mucho que contar al respecto, pero eso lo dejaremos para otro post. Imaginemos pues colonias de microorganismos, como levaduras y bacterias, viviendo en simbiosis con los dragones, en el interior de los sacos de fuego, y produciendo como desecho, etanol, mediante fermentación las primeras, y ácido sulfúrico las segundas. Tendríamos el caldo de cultivo biológico perfecto para originar el poderoso fuego de los dragones.

Dietiléter. Fuente

Con respecto a si hay algún animal que produzca fuego, la respuesta es no. No conocemos ningún caso en el que esto ocurra. Quizás lo más cercano es lo que hacen los increíbles escarabajos bombarderos, entre los que hay varias especies, que para defenderse cuentan con glándulas secretoras que producen y expulsan compuestos muy tóxicos que pueden llevar ácidos, aldehídos, fenoles y quinonas. La mayoría de los carábidos son capaces de disparar estos venenos con fuerza, en forma de aerosol. Estos escarabajos, a la vez que descargan su veneno, producen una explosión, y el líquido llega a alcanzar los 100º C de temperatura por la reacción exotermica que se produce. Sus glándulas tienen dos compartimentos separados con diferentes compuestos; al dispararse, se mezclan las sustancias, sobre todo hidroquinonas y peróxido de hidrógeno, y se libera oxígeno, el cual a su vez oxida las hidroquinonas, que se activan produciendo el efecto spray en el disparo. Algo así podríamos imaginarnos en las glándulas de fuego que comentábamos anteriormente para los dragones. Algunas especies de escarabajos bombarderos con estas capacidades son Stenaptinus insignis y Pheropsophus aequinoctialis.

Un escarabajo bombardero tras lanzar su chorro. Fuente

EN BLANCO Y NEGRO

Y vamos a ir terminando hablando de la única hembra de Furia noctis vista en la trilogía y en la serie de TV, de la que podemos, a priori, pensar que se trata de un animal de otra especie, aunque está claro que no lo es. En la película la llaman Furia diurna o Furia luminosa, pero su apariencia física nos indica que se trata claramente de un ejemplar de color blanco de Furia noctis. Otra de las cuestiones que podríamos pensar al ver a este magnífico ejemplar, es que se trata de un animal albino de esta misma especie, pero el azul de sus ojos nos hace descartar esta opción, ya que presenta melanina por tanto pigmentación en esta parte del cuerpo.

Furia luminosa. Fuente

Los animales albinos presentan unos ojos de tonos rosados y aspecto enfermizo, dado por los vasos sanguíneos que riegan el iris, ya que no fabrican melanina para pigmentar dicha zona. El blanco de esta hembra se debe a que es su color, su tono de piel, lo que nos viene también a plantear que no todos los furias nocturna son de color negro. Si la observamos en detalle vemos que las escamas blancas de Furia luminosa son también más pequeñas. Esta condición genética parece ser recesiva con respecto al color negro, puesto que la mayoría de los dragones de esta especie que de oídas se conocen son oscuros.

Detalle de las caras de Furia luminosa y Desdentao. Fuente

Además en la descendencia de Desdentao y Furia luminosa vemos como hay dos crías oscuras y solo una blanca. Lo más probable es que desdentao fuera híbrido para ese carácter, llevando el genotipo Aa, mientras que la hembra era homocigótica aa. De esta manera, las dos crías negras son como su padre y la cría blanca como su madre. De una visión más tranquila de las crías podemos deducir que la expresividad de estos alelos no es completa, ya que la cría blanca tiene pequeñas manchas negras en las protuberancias de su cabeza y también presenta la terminación de la cola de este color, mientras que una de las crías negras tiene las patitas de color blanco y la otra presenta las escamas claras en toda su zona ventral, así como en la zona del hocico.

Figuras Funko Pop! de las crías de Furia luminosa y Desdentao. Fuente

El resto de características de Furia luminosa son muy parecidas a las de Desdentao, aunque presenta una figura mas estilizada o femenina. La cresta dorsal que comentábamos en Desdentao no se aprecia en la hembra, por lo que podemos asumir que es una característica del dimorfismo sexual de esta especie. El fondo de ojos de la hembra es azulado y por tanto también diferente al del macho. Las crías han heredado también estas características de sus padres, siendo la cría blanca y una de las negras de ojos verdosos y la otra cría negra, la que presenta más escamas blancas, de ojos azulados. Las tres crías presentan la cresta dorsal, por lo que, una de dos, o los tres son machos, o esta es una característica con la que nacen todos los pequeños Furia nocturna y que después mantienen o pierden según su sexo.

Furia luminosa no presenta cresta dorsal. Fuente

¿BAILAMOS?

Otra de las cuestiones que hemos podido observar en la película es el cortejo entre los dragones. Un torpe desdentao que se encuentra por primera vez con una hembra de su especie comienza a interesarse por ella, primero por curiosidad, y después con un claro interés reproductivo. Los bailes nupciales que representan tanto Desdentado como Furia luminosa están basados en los que realizan muchas especies de aves, aunque en los reptiles también se dan estos comportamientos de cortejo complejo: Algunas especies de lagartos y camaleones acompañan su cortejo con cambios de color; otros inflan su papada, como los lagartos del género Anolis, para impresionar a las hembras, así como para intimidar a sus rivales; algunas tortugas agitan su cabeza o tocan la cara de la hembra con sus uñas, para incitarlas al apareamiento; otros usan bailes, como los tuátara, o feromonas, como algunas especies de serpientes. En la película esta conducta esta bien representada, y aunque Desdentao cumple torpemente con lo que supuestamente requiere el cortejo de la hembra, como tampoco hay ningún otro rival Furia nocturna, cabe suponer que la Dragona Blanca lo tiene fácil para elegirlo a él como pareja reproductiva.

Al final del cortejo. Fuente

Furia luminosa. Fuente

CONCLUSIÓN

Con esta película se cierra la trilogía de Como entrenar a tu dragón, una franquicia de Dreamworks que nos ha dado muchas alegrías y que creo que se ha cerrado magníficamente. No sabemos si habrá una cuarta entrega, pero pinta que lo más probable es que no. En cualquier caso, con las tres primeras películas tenemos material más que de sobra para especular sobre la biología de estos seres tan fascinantes que son los dragones. En este post hemos hablado de Desdentao, su pareja y su prole, pero aún quedan muchos dragones más en este mundo ficticio que espero ir trayendo poco a poco al blog para seguir hablando de la Ciencia de la vida con la fantasía como excusa.

Como entrenar a tu dragón 3. Fuente

------------
Referencias:

La referencia principal para realizar este post ha sido el que publiqué hace ya un tiempo en Naukas sobre los Dragones de juego de tronos: https://naukas.com/2017/08/21/ciencia-de-tronos-v-dracarys/


– Wedel, M. J. (2003). Vertebral pneumaticity, air sacs, and the physiology of sauropod dinosaurs. Paleobiology, 29(2), 243-255.

– Wedel, M. J. (2009). Evidence for bird‐like air sacs in saurischian dinosaurs. Journal of Experimental Zoology Part A: Ecological Genetics and Physiology, 311(8), 611-628.

– McGowan, C. (1992). Dinosaurs, spitfires, and sea dragons. Harvard University Press.

– Bechtel, H. B. (1995). Reptile and amphibian variants: colors, patterns, and scales.

– Padian, K., & Rayner, J. M. (1993). The wings of pterosaurs. American Journal of Science, 293(A), 91-166.

– Adams, R. A. (1998). Evolutionary implications of developmental and functional integration in bat wings. Journal of Zoology, 246(2), 165-174.

– Lissaman, P. B. S., & Shollenberger, C. A. (1970). Formation flight of birds. Science, 168(3934), 1003-1005.

-Lawlor, E., Beardmore, S., Hone, D., & Orr, P. Skeletal Taphonomy of Pterosaurs from the Late Jurassic of Germany.

- https://naukas.com/2012/01/17/existen-los-dragones/

http://discovermagazine.com/2013/dec/20-how-to-explain-your-dragon

No hay comentarios:

NUBE DE ETIQUETAS

animales (282) ciencia (124) blog (83) biología (82) animación (64) películas (64) película (63) anatomía (62) ilustraciones (59) pelicula (58) arte (57) vídeo (56) evolución (55) blogs (47) estadísticas (45) ilustración (45) peliculas (45) aves (44) series (40) biologia (37) comic (37) ilustradores (37) insectos (37) libros (36) dibujos (35) fotos (32) blogueando (29) cómics (28) video (28) comics (27) fotografia (26) dinosaurios (25) vocabulario (24) biocabulario (23) dibujo (22) ciencias (21) darwin (21) maquetas (20) viñetas (20) geología (19) música (19) premio (16) Manu (15) educación (11) medio ambiente (10) entomología (9) agua (8) célula (8) zoologia (8) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)