viernes, 23 de septiembre de 2022

Ciencia, diversión y Naukas 2022

Un año más llego septiembre y el inicio de curso y como una coincidencia casi maquiavélica se me juntan echar a andar un nuevo curso académico en mi instituto del IES La Campiña con el evento de ciencia por excelencia. Me refiero, como no, a Naukas Bilbao 2022, que celebraba este año su undécima edición. Y me he referido anteriormente a la coincidencia como maquiavélica porque la confluencia de los dos eventos hace que no pueda dedicarme al 100% a ninguno de ellos durante estos días, pero como ya es algo que me pasa desde hace mucho, he aprendido a gestionarlo lo mejor posible. Esta crónica, hecha con todo mi cariño, es un resumen de las vivencias que hemos compartido en Bilbao, como reconocimiento a todas las personas que hacen posible esta maravilla de evento. Antes de empezar me gustaría pedir disculpas por cualquier error u omisión que haya podido cometer, puesto que la he escrito bastante rápido debido a las ganas que tenía de rememorar tantos buenos recuerdos... ¡Bienvenidos a Ciencia, diversión y Naukas 2022!


El pasado jueves 15 de septiembre de 2022 tras un frenético y ajetreado día de inicio de curso (y todo el trabajo previo que hay detrás) llegaron las 15:00 de la tarde y desconecté en parte el chip organizativo y me propuse disfrutar de la compañía de los demás docentes de mi centro en una comida organizada en el propio instituto a modo de bienvenida. Fueron un par de horas en las que disfruté intercambiando posturas y opiniones con amigos, antiguos compañeros y personal recién incorporado, en un ambiente relajado y distendido que contrastaba con las emociones que había sentido esa misma mañana y que percibí como un preludio de lo que vendría a partir de esa misma tarde, ya que a las 21:00 aproximadamente tenía el vuelo hacía Bilbao. Tras terminar de preparar la maleta, Macarena e Irene me llevaron al aeropuerto de Sevilla, donde nos despedimos para encontrarme a los pocos minutos con mi buen amigo y compañero José Antonio Prado, Tito Elitron, con quien coincidí incluso en indumentaria, puesto que ambos llevábamos nuestra flamante camiseta de Naukas Rota. Habíamos pensado que era la mejor equipación para volar hacia Naukas Bilbao, donde nos haríamos con las nuevas camisetas del evento. Tito viajaba con su padre José Antonio y su hijo Jose Jr., dos excelentes acompañantes a los que he podido conocer más durante los días que hemos compartido en Bilbao. El patriarca de los Prado, también matemático, es una persona con una educación y saber estar se evidencia nada más cruzar unas palabras y su acogedora sonrisa en la primera conversación, pero el torbellino de su nieto me interceptó nada mas verme y claro, hablando de Pokémon, Súper Mario, Marvel y otros cuestiones, pasamos gran parte de la espera para el embarque y cuando nos enteramos que el vuelo saldría con retraso, decidió usar ese tiempo para hacerme un curso acelerado de Minecraft. Pude hacer un digno papel descubriéndole el modo Educativo y los experimentos de química en este mundo virtual, que creo que calaron en el pequeño. A lo largo de toda la estancia en Bilbao serían muchos más los momentos que compartimos aprendiendo el uno del otro sobre el mundo de los videojuegos, las series, las películas... ¡Vaya desde aquí mi agradecimiento por compartir tantos buenos momentos, Familia Prado!



Embarcamos, y el vuelo salió aproximadamente una hora y media más tarde, pero no se me hizo para nada pesado. Sobre las 11:30 estábamos en la “capital del mundo” y como el día había sido muy cansado, llegamos al hotel, hicimos el registro y nos subimos a reponer energías. Naukas estaba a punto de empezar, pero aún me quedaban algunos ensayos para intentar que pudiera contar todo lo que tenía que contar en los 10 minutos sin pasarme. Me acosté y la emoción de estar preparándome para un disfrute tan enorme como esté hicieron que diera muchas vueltas antes de claudicar en los brazos de Morfeo.

El viernes por la mañana amaneció con un tiempo esplendido en Bilbao y las ganas de reencontrarme con gente a las que le tengo un cariño y precio especial solo se vieron empañadas por pensar en los que no iban a poder estar por unas cuestiones u otras. Hago este año especial mención aquí a mis queridos José Manuel López Nicolás, Dani Torregrosa, Sergio Palacios y Carlos Briones. Desde ese momento eché muchísimo de menos abrazos de cada uno y sobre todo, su compañía. A mí queridísimo y admiradísimo Pablo Rodríguez quería mencionarlo aparte porque este año no hemos podido disfrutar de su compañía por estar en otros menesteres familiares más importantes, que me recuerdan a cuando el primer año de Amazings 2011 yo no pude asistir por la misma razón. Así que Pablo, en primer lugar ¡enhorabuena una vez más! y disfruta de los bonitos momentos con Sanne y con el pequeño, que estoy seguro de que vendrán más momentos para que podamos juntarnos y celebrarlo, brindar y lo que haga falta. ¡Un fuerte abrazo amigo mío!

Los primeros reencuentros ocurrieron durante el desayuno, donde empezamos a unirnos uno tras otro, muchos de los ponentes que nos alojábamos en el Hotel Ercilla, un magnífico lugar que ya conocemos de ediciones anteriores.Tras ello nos dispusimos a realizar nuestra primera caminata mañanero, dirección al Palacio Euskalduna y a nuestra llegada, la tradicional foto justo delante de la impresionante sede del evento Naukas Bilbao.


Nos acreditamos convenientemente y pudimos saludar en la mismísima puerta al jefazo Peláez y unos cuantos reencuentros después, y con los nervios ya diciendo “aquí estamos” me dispuse en la zona lateral izquierda del patio de butacas del Euskalduna, junto con mis compañeros de nerviosismo, José Ángel Gómez, Esther Samper, Eva Caballero y Manu Arregui. Teníamos que "microfonarnos" dos charlas antes de la nuestra, para estar así preparados para salir al escenario cuando fuera nuestro turno. Por ello, pude disfrutar de la primera charla, pero en cuanto terminó, me dispuse a entrar entre bambalinas para prepararme.

El escenario vacío es impresionante, pero aún asombra más cuando ves allí arriba a los ponentes y eso no ayudaba a calmar los nervios. Poco a poco empezó a llegar mucha gente; de hecho, no esperaba que para ser viernes por la mañana hubiera tanta afluencia de público, pero efectivamente, la gente tenía ganas de disfrutar de este evento de divulgación y empezaron a acomodarse en el patio de butacas. Todo sumaba para aumentar los nervios, pero el reencuentro con mi amigo Alberto y la alegría que me dio verlo ayudaron a que me relajara un poco más.



Como siempre, abrió el evento Iñako agradeciendo a todas las instituciones que hicieron posible la celebración de Naukas 2022, para dar después paso a los jefes Javier Peláez, Antonio Martínez Ron y Miguel Artime que hicieron la tradicional presentación de este evento que cada año se convierte en un verdadero espectáculo de ciencia y diversión. Y tras ellos comenzó el desfile de ponentes:










#1. El astrónomo Ángel Gómez Roldán fue el encargado de abrir el espectáculo con "Un telescopio de oro", una charla dedicada al telescopio espacial James Web, que ha sido el protagonista de las camisetas Naukas de este año y que a mí personalmente me encantan. El título de la charla se justifica por la pequeña cantidad de oro que lleva dicho telescopio para optimizar la reflexión de las ondas que capta. La cantidad es muy similar al peso de un huevo de gallina, lo que dio pie a Ángel a decir que lleva "un huevo de oro". La charla fue genial y convenientemente apropiada para la inauguración del evento.




#2. A continuación salió al escenario Manu Arregui para contarnos “Todo lo que NO querías saber de Vermeer y no te contaron el año pasado”, un divertido título que hacía referencia a que el año pasado el pintor Vermeer salió en varias charlas. Bajo esta premisa, Manu nos enseñó que aún quedaba mucho que contar de él.



#3. Esther Samper aprovechó sus amplios conocimientos en medicina para hablar de medicina en el cine y televisión en su propuesta "¿Hay algún médico en el plató", centrándose en que muchas imágenes y escenas distan mucho de ocurrir como en la realidad. Como siempre, Esther no defraudó.



Las charlas de Esther y de Manu, además de la de Eva, que fueron previas y posterior a la mía, respectivamente, no pude disfrutarlas en directo, puesto que ya me encontraba entre bambalinas preparándome y concentrándome para hacerlo lo mejor posible. Allí detrás tengo que reconocer que el equipo técnico del Euskalduna y el personal encargado de atendernos a los ponentes, encabezados por la simpática y eficiente Uxune Martínez es una maravilla y nos facilitan enormemente nuestra labor. He de reconocer que estaba menos nervioso que en ocasiones anteriores y me ayudo mucho el ambiente distendido que se respiraba allí atrás, de vez en cuando amenizado por los chistes malos de Aberrón y Peláez. En cuanto Javi me presentó, salí dispuesto a hacer mi charla-homenaje al maestro Linneo.

#4. "El genio de Linneo" era el título que se me ocurrió para hablar del célebre naturalista Carlos Linneo, con el cual comparto nombre e inicial del apellido (Carlos Lobato) y al que me une la pasión por la naturaleza y la fascinación por la clasificación y denominación de los seres vivos - salvando las distancias, por supuesto - En mi charla di unas breves pinceladas sobre la vida de Linneo y puse algunos ejemplos llamativos sobre de nombres relacionados con el sexo o los órganos sexuales humanos, como por ejemplo el hongo "Phallus impudicus", la almeja "Hysteroconcha dione", el caracol "Crepidula fornicata" o la tijereta "Labia minor"... dando pequeñas pinceladas de cada nombre. Esta charla la ideé a la vez que la de "En el nombre de Darwin" que hice en el anterior Desgranando Ciencia, y las dos forman parte de un todo con el que pretendo hacer un pequeño homenaje a estos dos grandes hombres.










#5. Después de mí salió Eva Caballero, la portentosa voz tras "La mecánica del Caracol" de Radio Euskadi (EITB) a la que tengo el placer de conocer desde hace ya unos años. Su propuesta se llamaba "La maternidad nos altera" y hablaba de los cambios que se produce en las mujeres por el hecho de convertirse en madres. Si bien no pude disfrutar la charla por los nervios y la emoción de haber terminado la mía, la he podido escuchar y ver con más tranquilidad después en mi casa y me ha parecido muy interesante. Además, escuchar a Eva siempre es una experiencia auditiva maravillosa.


#6. El estreno de Luisma Escudero en Naukas se llama “WTF?”, que lejos de significar lo que todos pensamos, eran las iniciales de "Why The Fly?". El resultado fue una charla magistral sobre las increíbles moscas Drosophila melanogaster y la cantidad de nombres frikis de sus genes. La charla fue muy didáctica y divertida y no faltaron ni los escutoides, ni los grafos.




#7. La astrónoma Naiara Barrado-Izagirre nos trajo una magnífica charla jugando con las palabras e imágenes en “Put a ring on it”, donde se mezclaban los Anillos de Poder de El Señor de los anillos con imágenes de agujeros negros. Me pareció también una propuesta muy interesante que ganó mucho con los guiños frikis.



#8. Posteriormente le tocó el turno al gran Eparquio Delgado, que en “Todo el sufrimiento del mundo” nos habló de sufrimiento y salud mental, con dedicación especial al confinamiento y su importante impacto en determinados grupos poblacionales como los niños, los adolescentes, los sanitarios, las personas con trastornos del espectro autista... Sin duda una charla necesaria para poner el foco en la importancia de la salud mental.


#9. Y la última charla de este primer bloque nos llegó de manos de nuestra matemática favorita, la grandérrima Clara Grima que hizo una emotiva dedicatoria a quien fuera nuestro compañero en Naukas, Pepe Cervera, tristemente fallecido hace unos años. La charla llevaba el título de “Pepe Cervera y la Torre de los Perdigones” y en ella, Clara aguantó el tipo estoicamente, aún cuando todos sabemos la bonita amistad que la unía a este gran hombre, y nos contó anécdotas con Pepe, nos habló de lugares maravillosos y por supuesto no faltaron la Ciencia y las curiosidades. Yo no voy a negar que la escuche con el corazón sobrecogido y emocionado, pero tremendamente orgulloso de que Clara nos hubiera vuelto a traer a Pepe al escenario de Naukas. ¡Gracias Clara!




Hicimos el conveniente descanso de 20 minutos en el que aproveché para saludar a algunos amigos y ponentes que aún no había visto, felicitar a los que ya habían dado charla y, por supuesto, comprar las camisetas de Naukas 2022, que el diseño de este año me encantaba. Maikelnai y Carmen, su hija, me atendieron perfectamente y pude hacerme con mis preciadas camisetas. Un repasito a los stands de los libros para aumentar la pila de los libros pendientes fue lo poquito más que me dio tiempo de hacer en ese descanso y corriendo nos volvimos al patio de butacas del Euskalduna.





#10. Francis Villatoro fue el ponente top encargado de abrir el bloque tras el descanso con una charla llamada “El bosón que engordó en EEUU” en la que nos explicó cuestiones relacionadas con el spin, el bosón w y la quiralidad. Evidentemente no me considero lo suficientemente capacitado como para entender en su totalidad las charlas de Francis, pero tiene una habilidad innata para mantenerte embobado durante esos diez minutos, que se han convertido en uno de los momentos más esperados de cada edición de Naukas y muchos, entre los que me encuentro, permanecemos boquiabiertos y embelesados intentando pillar lo máximo posible de todo lo que cuenta. Sin duda, está claro que es uno de los imprescindibles de cada evento Naukas.




#11. El siguiente fue Antonio Martínez Ron que tituló su charla “Los buzos estratosféricos” y en ella habló de gente que siempre tiene la cabeza en las nubes. Uno de los momentos en el que más atento estábamos todos los oyentes fue cuando explicó que tenemos 5 segundos para ponernos las mascarillas cuando viajamos en un avión y se despresuriza la cabina, para evitar que el mal de altura nos afecte y entonces no podamos reaccionar.

#12. A continuación llegó el turno de Carmen Agustín con “Asco, amor, odio”, una charla sobre unas interesantes investigaciones con feromonas en ratones y como estas influyen en el sexo, en la agresividad y en muchos de los comportamientos de los animales.




#13. Juan Carlos Gil, @apuntesdeciencia, sacó a un montón de científicos importantes en su charla, titulada “Los remolinos grandes tienen remolinos pequeños”, y aprovechó para hilar unas historias con otras comenzando con el cuadro de "La noche estrellada" de Van Gogh. Las figuras de los remolinos fueron el hilo conductor para una charla que a mí me pareció espectacularmente bien montada y trabajada. Sin duda, fue una de mis favoritas de esa mañana.





#14. Mi admirado Daniel Marín, con quien no me reencontraba desde antes de la pandemia, nos habló de "Las cinco vidas de un cazador de planetas" y como siempre, lo hizo de forma magistral. Como él bien dijo, contó una historia de perseverancia para conseguir poner en marcha el telescopio espacial Kepler y un genial método para descubrir exoplanetas.





#15. Y después de Daniel, hizo su entrada estelar el gran Alfredo García, más conocido como Operador Nuclear, quien nos presentó una ponencia con un llamativo título: “Cosas nucelares”, en la que habló de los Faros de energía nuclear, de formas de impulsar grandes aviones, de extracciones de gas, de fuentes de alimentación para estaciones polares y de barcos que son como minicentrales nucleares móviles. Todo ello fue esplendidamente rematado con el origen del término "nucelar". 




En estas que llegó el siguiente descanso para poder ir a almorzar y reponer fuerzas. En este caso decidimos irnos de pintxos y la compañía fue inmejorable. Tito Eliatron y su familia, Daniel Ursúa @nutridaniel, @HdAnchiano, un colega suyo y yo mismo pudimos disfrutar de los maravillosos locales de la calle Licenciado Poza de Bilbao. Por cierto, muy recomendable el hilo-crónica de HdAnchiano en Twitter, que recoge sus impresiones del evento. Esa tarde incluso tuvimos tiempo de tomarnos un reponedor café antes de volver al Palacio Euskalduna en el que estuvimos repasando gente estupenda con la que nos juntamos en estos eventos y que no estaban aquí, a las que echamos mucho de menos, como Thuban Rodríguez y Edu Bazo. Una vez allí aproveché para saludar a alguna gente que aún no había visto como Ohián, Álvaro Carmona @SdeSiensia y Carmen, Ricardo Moure y seguramente alguna gente más, hasta que dieron las 17:00 y nos dispusimos a disfrutar de una buena tarde científica.





#16. No pudo empezar mejor la tarde, porque el primero en subir al escenario fue José Ramón Alonso con una charla de nombre “El hermano desconocido”, que volvió a sacar sus dotes de gran contador de historias para hablar del hermano de Santiago Ramón y Cajal, que efectivamente, hasta entonces era un desconocido para la mayoría de nosotros. Gracias a José Ramón pudimos saber más de este gran hombre.




#17. Da mucha rabia que ocurran fallos técnicos, pero a veces son inevitables y esta vez le toco sufrirlos a Onintze Salazar, cuya ponencia se titulaba “Pirocúmulos, las nubes pirómanas”. La verdad es que Onintze aguantó como una campeona sobre el escenario a que arreglaran los problemas y Aberrón y Peláez tuvieron que intervenir unos minutos para hacer tiempo, pero cuando se solucionaron, la charla fluyó estupendamente y fue una charla más que digna.




#18. También tuvieron que sufrir las incidencias técnicas Javier Burgos y Conchi Lillo, cuyo planteamiento “E = art · c2” fue una bonita charla sobre arte y ciencia que nos tuvo enganchados y casi sin pestañear durante los 20 minutos que duró. Y es que el cuadro "La balsa de la Medusa", de Gericault, tiene mucho que contar. Los dos ponentes por separados son fabulosos, así que juntos formaron un tándem en el que se notaba la química entre ambos.





#19. La charla de Almudena M. Castro se llamaba “La lira desafinada de Pitágoras” y en ella podemos encontrar ciencia, filosofía, arte y, sobre todo, música. Partiendo de Pitágoras, Almudena nos habló de telescopios y de la curvatura del espacio, de Einstein, matemáticas y de cómo aproximarnos de forma cuantitativa a la naturaleza. La parte musical hizo referencia a la lira y terminó filosofando sobre si la belleza es un criterio de verdad o un sesgo, puesto que es fácil que lo bonito tiende a parecernos más verdad.




#20. Nuestra sexóloga favorita, Laura Morán, partía del famoso beso sin mayor trascendencia de la película Lightyear, al que han querido buscarle una polémica que no tiene. En su charla, “Pin pa’ti”, puso en su sitio al pin parental y hablo del tratamiento de la sexualidad en los centros educativos, sin dejar de lado su maravilloso sentido del humor. Para mí, fue otra de las charlas imprescindibles que tendría que difundirse para que llegara a la máxima cantidad de gente posible.





El descanso en este bloque se me pasó volando, y dio tiempo de ir al servicio, hablar con algunos colegas y poco más. A la hora correcta ya estábamos todos dispuestos a seguir disfrutando del increíble elenco de ponentes. Es más, se me pasó tan rápido que no recuerdo si iba aquí o si se había adelantado por el tema de los problemillas técnicos de las primeras charlas.

#21. Inés Dawson hizo una original propuesta titulada “¿Qué pesa más, la ignorancia o mi pelo?”, aprovechando que hace unos años se desprendió de su larguísima melena. Con la excusa de la historia de su pelo, nuestra Rapunzel particular habló del teorema central del límite, e incluso hizo una encuesta sobre el peso de su melena para hablar del efecto Dunning-Kruger.




#22. Si te fijas en el título "ENTREMESES: Popurrí de supersticiones sobre lecho de ajo lígrimo con emulsión de chata murciana", no os podéis hacer una idea de lo graciosa que resultó la intervención de Raquel Sastre, con la que me harté de reír. Las imitaciones que hizo de algunos ponentes de Naukas fueron brillantes, ya que tiró de su agudísimo sentido del humor para hablar sobre supersticiones. Se transformó en Elena Lázaro para hablar de la tontería de que si te barren los pies te quedas soltera; en Clara Grima para desmontar tonterías relacionadas con el número 13; en Natalia para hablar sobre la influencia de la luna llena en los embarazos; de Conchi Lillo para hablar del mal de ojo; de Laura Morán para el tema de la lencería roja y así hasta convertirse también en Boticaria García (con su correspondiente Gema del Caño), Francis Villatoro e incluso Carlos Briones. Fue un show brillante, que se había enmarcado también en el festival JA! Literatura y arte con humor. Yo disfruté como un enano, pero sin dejar de fijarme en detalles que me hicieron ver que tras cada imitación había un trabajazo enorme, como la propia Raquel después me confirmó.








#23. Mi querido Nahum Méndez Chazarra tuvo el valor de salir a dar su charla entre dos grandes espectáculos, pero el es un divulgador de altura y mantuvo el nivel en su charla “Soy un planeta, una tetera, una cuchara y un cucharón” haciendo una buena comparativa entre la anatomía comparada y la planetología comparada para hablar sobre la definición de planeta.




#24. El fin de fiesta, o más bien, la guinda del pastel de aquel viernes, lo pusieron Natalia Ruiz Zelmanovitch y Manolo González con su espectáculo folclórico de astrocopla que llamaron adecuadamente “AstroAzabache”. Durante esa media hora, nos deleitaron con una manera de cantar que poco tiene que envidiar a los profesionales y con una mezcla increíble y fascinante de astronomía y copla. Qué Natalia y Manolo son dos artistazos como la copa de un pino lo sabemos desde hace tiempo, y el nuevo espectáculo solo vino a corroborar lo que ya sabíamos. ¡Bravo por ellos!





Terminada la intensa sesión de charlas en el Euskalduna, nos fuimos al hotel para darnos una ducha y cambiarnos y disponernos para salir a disfrutar de la noche y la gastronomía de Bilbao. Y así lo hicimos. Acompañado de mi querido amigo Alberto Fernández, de Fernando Frías, de Tito y su familia y algunos compañeros y amigos más acabamos de pintxos en algunos bares típicos, donde llegamos a juntarnos muchos de los ponentes. Muchas charlas sobre ciencia y lo que no es ciencia, mucho frikismo, exaltación de la amistad, abrazos, risas y conversaciones profundas se dieron durante aquellas horas. Durante un momento de la noche se nos unió mi hermano en la divulgación Eugenio Manuel Fernández, que no había volado el jueves con nosotros y al que ya echaba mucho de menos. 



Y sin pensárnoslo mucho, tras haber cenado y charlado convenientemente, unos cuantos fieles a las costumbres nos dirigimos al Buho´s Karaoke, donde los dueños, Fer y Rafa, nos esperaban y nos recibieron tan bien como cada año. Da gusto saber que hay gente maravillosa que cuidan tanto a sus clientes, aunque seamos unos clientes que vamos de año en año. Desde aquí mi agradecimiento y admiración a los dueños del Buho´s por tener un local tan maravilloso (que por cierto han reformado y está chulísimo) y por atendernos siempre tan bien. Si no conocéis el Buho´s y tenéis la oportunidad de ir, no lo dudéis porque pasaréis un rato maravilloso. 




Nosotros nos hartamos de cantar, más bien o más mal, bailar, reír y disfrutar, en un ambiente muy bueno. Como cada año, también tuvimos nuestros ratitos de jugar al futbolín y la noche se alargó quizás más de lo que debería, pero los que más aguantamos ya habíamos dado la charla el viernes y estábamos más tranquilos y relajados. 

Así llegó la mañana del sábado, en la cual, tras descansar en el hotel, nos levantamos a tomar un reponedor desayuno y nos dispusimos a irnos de nuevo al Palacio Euskalduna, donde tomamos asiento y nos preparamos para disfrutar de unas charlas que estábamos seguros de que serían, al menos, del mismo nivel que las del día anterior.

#25. La apertura de la jornada la hizo nuestro Astrónomo Real, el bueno de Miguel Santander, que tituló su charla “Será un telescopio tan potente que… no te flipes” y nos explicó perfectamente por qué no encontraremos vida con el telescopio espacial James Webb en el que muchos medios de comunicación han volcado las esperanzas humanas de encontrar vida en el espacio. 




#26. Y si Miguel había puesto el listón alto, ahí estaba el gran Eugenio Manuel Fernández Aguilar, para atreverse con una impresionante charla titulada ¿Para qué sirve una roca? en la que hizo un relato magnífico de la utilidad y la casi omnipresencia de las rocas y minerales en nuestras, acompañándola con nada más y nada menos que 73 diapositivas con obras de arte. Eugenio tuvo la habilidad de ir hilando el paso de las diapositivas de forma tan bien coordinada con lo que iba contando que a mi me dejó  boquiabierto, y eso que yo soy de los que no se asustan de meter tantas diapositivas en una charla de 10 minutos. Sobra decir que me encantó y que la disfruté enormemente y desde aquí quiero dar la enhorabuena a mi admirado Eugenio por su gesta sobre el escenario. 





#27. La mañana estaba llena de grandes ponentes, como es el caso de Teresa Valdés Solís, que con su “Falta de inspiración” habló sobre las vocaciones, ya que tanto se menciona aquello de "vocación científica". Durante su intervención incluso llegó a hacer una encuesta por Twitter en directo con la que consiguió que Aberrón saliera al escenario a saltar la comba.





#28. A continuación, subió otra de las imprescindibles, Gaby Jorquera, que con su dulce y melódica voz nos deleitó con “Esto es muy complicao”, donde planteó como el tema de la pobreza infantil se puede volver tan complicado como un ovillo enredado, tocando algunas cuestiones relacionadas con la salud pública en general y la obesidad infantil en particular. Hubo un momento en el que sacó una imagen de Playmobil en su presentación con la que terminó de ganarme, así que cuando terminó no pude más que levantarme a aplaudirle.




#29. Y si digo que esta fue la mejor charla con diferencia de todas las que habían pasado hasta el momento y de las que vendrían después, creo que no me equivoco. Y no lo digo porque esté hablando de un amigo sino porque realmente este matemático dejó a todo el auditorio impresionado. Hablo de José Antonio Prado, AKA Tito Eliatron, quien traspasó “La fina línea” entre una buena charla y una charla magnífica para hablarnos de la locura y la genialidad que convivían en la mente de un matemático. Si estás leyendo esta crónica, y solo puedes ver una charla de todas las que se han hecho este año en Naukas, te recomiendo "La fina línea", no te defraudará. ¡Enhorabuena Tito! todo el reconocimiento que has recibido después es totalmente merecido.





Iñako subió al escenario tras la charla de Tito, para hacer un pequeño inciso y presentar al Consejero de Educación del Gobierno Vasco que hizo un buen alegato en defensa de la educación y a la Rectora de la Universidad del País Vasco, Eva Ferreira, quien en ediciones anteriores de Naukas fue ponente que nos dio un reconocimiento a todos los que vamos a realizar charlas a Naukas.



#30. De nuevo el arte y la ciencia volvieron a subirse al escenario de Naukas con Pablo J. Barrecheguren y “Una charla imaginaria”, donde aprendimos sobre los límites de la imaginación, aprovechando las obras de arte que fue proyectando mientras hablaba. Habló de trastornos como la anauralia y la afantasia dándolos a conocer entre los muchos que nunca habíamos oído hablar de ellos.



En este momento, volvió a subir Iñako, esta vez acompañado del Alcalde de Bilbao, que hizo un buen discurso también. Tanto el Consejero, como la Rectora como el Alcalde recibieron los agradecimientos de Iñako en nombre de todos los que hacen Naukas, por colaborar en que el evento se pueda llevar a cabo cada año.


#31. En lugar de María Martiñón, que era quien aparecía en el programa y que no pudo venir por cuestiones personales, subió la sin par Gemma del Caño con una charla titulada "Para lucir hay que sufrir" en la que habló con su gran sentido del humor sobre como se han ido modificando los cánones de belleza a través de la historia. Una vez más, Gemma demostró lo buena que es sobre el escenario.




#32. Como un torbellino subió al escenario Juan Antonio Cuesta que contó la historia de “Un biólogo con datos sospechosos”, que a mí personalmente me encantó y me pareció una genialidad. Sin entrar en destriparla para que no pierda su encanto, Juan Antonio analizó un famoso paper de una forma rigurosa y muy divertida. ¡Bravo por esa charla!



#33. Tras los nervios de Juan Antonio llegó el turno de la templanza de la viróloga Margarita del Val, que fue entrevistada por Aberrón, acompañada por nuestro compañero Ignacio López Goñi. La entrevista fue muy interesante, y Margarita se mostró muy cercana y relajada, a pesar de que se le preguntó sobre situaciones complejas y tensas que vivió durante la pandemia.




Llegó el momento descanso, pero al ser corto solo dio tiempo de hablar con algunos amigos y felicitar convenientemente a los ponentes como Eugenio, Tito o Juan Antonio. 

#34. El último bloque de la mañana lo inició Enrique F. Borja con su “Cosmología: la mayor patraña jamás contada”, donde empezó captando nuestra atención con una presentación que empezaba pretendiendo ser cutre e incluyendo fotos de baja calidad e incluso la tipografía Cómic Sans... Todo esto estaba claramente puesto a posta y lo usó para hablar de ecuaciones que aparentemente son muy bonitas, pero que cuando se desglosan, son imposibles de resolver. Todo ello aderezado con su peculiar estilo del humor que convirtieron dicha charla en otra genialidad más como a las que nos tiene acostumbrados Enrique.




#35. He de reconocer que hay temas que me resultan más difíciles de comprender y es lo que me pasó  en la charla de Héctor Vives, centrada en los quásares y titulada “Ciencia ficción con la ciencia a medio hacer”. A mí me ganó con su camiseta de Star Wars que sacó a relucir para comenzar hablando de Star Trek



#36. Virginia Arechavala, jugando con su parecido físico y con un look a lo Trinity, de Matrix,  habló de códigos en “Hackers (de la información genética) están diseñando tus próximas medicinas”, lo que le dio la excusa perfecta para hablar del código genético y la edición del ADN para conseguir una medicina personalizada.



#37. Oihan Iturbide centró su ponencia en si era el momento adecuado para la legalización del cannabis recreativo en “Cannabis: ahora o nunca”, dando argumentos y razones en ambos sentidos. 



#38. Después fue el turno de Iván Rivera que habló sobre la científica más conocida por la mayoría de la gente, pero desde la óptica de una faceta más desconocida sobre ella. Las menciones al inventor manchego Mónico Sánchez y el uso que posteriormente les dio Curie a sus inventos, vertebraron la charla de Iván, cuyo título era “Madame Curie, heroína de guerra con tecnología manchega”.



#40. Y para cerrar este bloque contamos con la presencia en el escenario de un debutante, pero con un desparpajo y saber estar en el escenario, que parecía veterano en Naukas. Se trataba de Álvaro Carmona y su charla titulada “El efecto Andy & Lucas”, que tirando de buen sentido del humor y su habilidad para transmitir nos habló del siempre fascinante mundo de la sinestesia. He de reconocer que me gusta mucho el estilo de Álvaro y encima de todo, resulta un tío genial en las distancias cortas. 




Así llegamos al descanso, y un nutrido grupo de unas quince personas entre ponentes y oyentes, entre los que estaban Tito, Eugenio, Daniel, Nahúm, Ana Fernández y muchos más, nos fuimos a comer a un restaurante, donde compartimos risas y buenas charlas, además de alguna que otra anécdota relacionada con el supuesto (no) pago de la cuenta. Aún nos dio tiempo de volver al hotel a cambiarnos y descansar brevemente y a las 17:00 ya estábamos en el Euskalduna dispuestos a saborear la última sesión de este Naukas 22 que se me estaba pasando volando.



#41. La sesión de la tarde del sábado comenzó muy bien y los encargados de ponerle voz fueron Susana Escudero y Guillermo Peris que interpretaron magistralmente a sus respectivos personajes en un radioteatro llamado “Forenses del s. XIX: el caso de Esther Solymosi”, ayudados por Emilio Garcia. Entre los tres simularon un juicio en el que desvelaron toda la ciencia tras este estremecedor caso.




#42. Sin duda fue el día de la ciencia en el arte, ya que Oskar González (KimikArte) volvió a unirlos en el escenario en su propuesta “Vida y muerte”, donde comenzó con una historia que implicaba a un joven Picasso en París. Su obra "La vie" sirvió para hablar sobre cómo podemos descubrir las historias que se esconden en las obras de arte cuando vamos investigando sus diferentes capas.



#43. Después subió el meteorólogo José Miguel Viñas para establecer un montón de “Conexiones meteorológicas”, explicando la nomenclatura de las nubes, y haciendo referencia al gran Carl Von Linneo, y también a mi charla, - ¡Gracias José Miguel! - lo cual me hizo mucha ilusión.




#44. En este momento subió al escenario Emilio García y nadie se esperaba que su “Fuera de campo” fuera una charla tan maravillosa que nos encandiló a todos. Emilio nos enseño que hacer una foto es hacer un corte a la realidad, y por tanto quedan muchas cosas fuera de campo. Lo mismo se aplica a otras artes, como el cine o la televisión. Bajo esa premisa se desarrolló una maravilla de charla de la que no diré nada más para que el que pueda que la disfrute desde el principio hasta el final. ¡Enhorabuena Emilio, eres un grande!





#45. Ya con el título me tenía ganado: “Geología para otakus”, una ponencia sobre la ciencia - y sobre todo la geología - que podemos encontrar en una serie de anime Dr. Stone, de la que ya había oído hablar, pero que aún no he visto. Lógicamente tras escuchar a Blanca Martínez hablar sobre ella, me entraron muchas más ganas de verla.




Aproveché el descanso que vino a continuación para comentar las charlas anteriores y felicitar a sus autores y justo antes de regresar de nuevo para el interior del auditorio, pude charlar, aunque fuera brevemente, con Margarita del Val, y por supuesto me saqué un par de fotos.




#46. Y ya dentro estaba deseando por disfrutar de otro grande del escenario, otro imprescindible de Naukas, el fabuloso e inigualable Javier Fernández Panadero con su espectáculo didáctico “Cacharrismo v. 2022”. Javi derrocha desparpajo, buen humor y sabiduría en cada una de sus palabras y encima las combina perfectamente con sus experimentos y trucos sencillos, pero muy clarificadores. Además siempre da buenas explicaciones a los fenómenos que nos enseña y lo hace de forma tan entretenida y amena que podemos considerar que "se come" el escenario cada vez que lo pisa. No sé como no le han dado un programa de televisión, o dos o tres, a este gran hombre.






#47.  Álvaro Morales también se marcó una gran charla, llamada “Día a día, diabetes”, con un diseño propio muy alegre y muy bien explicada. Encima se atrevió a cantar y todo, lo que muchos nos tomamos como un ensayo para el karaoke de después. A la mayoría nos encantó su charla sobre la insulina y la diabetes.




#48. Y para rematar un estupendo día lleno de ciencia, diversión y humor, llegaron los tres barbudos: Joaquín Sevilla, Ignacio López-Goñi y Javier Armentia con su espectáculo “Luces de la ciencia (y alguna sombra)”. Lásers y experimentos para explicar pequeñas cuestiones de la vida sirvieron para que entre estos tres grandes de la divulgación, la media hora que tenían, se pasara volando.






Y terminadas las charlas llegó un momento muy especial, el de la entrega de los Premios Tesla, que los jefes se encargaron en anunciar. Los ganadores en esta ocasión fueron Eugenio Manuel Fernández, Javier Armentia y Laura Morán, sin duda, una lección más que adecuada y justa, porque los tres eran merecedores desde hace ya mucho tiempo de este reconocimiento. Yo me alegré mucho de los tres, pero en especial del premio de mi compañero y amigo del alma, Eugenio. ¡Mi más sincera enhorabuena a los tres!










Después, presentados por Ricardo Moure, se entregaron los premios del concurso Ciencia Clip, del que llevo ya muchas ediciones formando parte como miembro del jurado. La calidad de los vídeos que presentan los chicos y chicas a este concurso es increíble y decidir quiénes se llevarán el premio no es tarea fácil. En este caso, fue una chica hablando de música y ciencia quien ganó el Primer Premio, que entre otras cosas, consiste en un viaje al CERN. ¡Enhorabuena a todos y a todas!







Llegó el momento que ninguno queríamos que llegara, el de la despedida del evento y como es tradición, todos los ponentes subimos al escenario para hacernos la foto de grupo, que siempre queda como un bonito recuerdo de lo que ha sido el evento.










Le dijimos adiós al Palacio Euskalduna y nos fuimos al hotel a ducharnos y cambiarnos, para volver otra vez a la puerta de salida del auditorio donde nos esperaban los autobuses para llevarnos al lugar donde tendría lugar la cena oficial, cuyo nombre no recuerdo, pero donde nos juntamos muchos de los ponentes. Pasamos un rato muy bueno allí, pero es cierto que por la disposición de las mesas es difícil relacionarte con la gente que está sentada más allá de la misma mesa en la que se encuentra uno. Afortunadamente, tras comer, nos salimos al jardín y allí nos juntamos unos cuantos (Eugenio, Tito y familia, Manu Arregui, Xurxo, Peláez, Maikelnai y Carmen...) en torno al gran Francis Villatoro, para hablar de robótica, ajedrez, aplicaciones de móvil para fastidiar a los hijos y prácticas de Odontología. Por cierto, ya que hemos mencionado a Xurxo Mariño, todos estamos deseando ver las increíbles fotos que sacó durante el evento, de las que ya nos ha dejado una muestra en este resumen publicado en Twitter.  ¡Gracias Xurxo! Antes de dejar dicho lugar, me dio tiempo incluso de intercambiar Pokémon con Virginia. A la vuelta, el autobús nos dejó en la puerta del hotel Ercilla y desde allí nos organizamos unos cuantos para irnos al Búho´s Karaoke donde volvimos a pasar una divertida noche de canciones, bailes y futbolín. 



Agotados, pero con el corazón pleno de experiencias y amistad, nos fuimos a descansar y ya con la tranquilidad del evento terminado, nos levantamos el domingo a desayunar, y muchos nos juntamos allí para disfrutar de un buen rato de charla agradable, hasta que comenzamos a despedirnos para hacer las maletas y dejar las habitaciones. El "comando andalú" nos organizamos en varios taxis y nos fuimos al aeropuerto donde continuamos recordando todo lo acontecido en este maravilloso Naukas 2022. Eramos unos cuantos (Enrique, Clara, Tito y familia, Eugenio, Inés, Alberto...) y pudimos alargar unas horas más la sensación de que aquello no había acabado. 



El vuelo marchó sin incidencias, y ya desde la tranquilidad del asiento del avión, comencé a escribir la crónica que ahora estáis terminando de leer. Aterrizamos en Sevilla a la hora prevista, y ya me esperaban allí mis chicas para recogerme. Nos despedimos y le dijimos adiós definitivamente a la gran experiencia que supone ir cada año a Naukas Bilbao. 



Enhorabuena y un millón de gracias a todos los que ponéis vuestro granito de arena para que Naukas Bilbao sea posible. ¡Espero que nos veamos todos los que habéis estado, y también los que no, en Naukas Bilbao 2023! 


*Nota. No me ha dado la vida poder meter en la crónica las maravillosas fotos que ha hecho Íñigo Sierra, que son espectaculares, pero la de grupo, por ejemplo, es de su autoría, para que se pueda comprobar la calidad artística de sus fotografías. ¡Mil gracias!

No hay comentarios:

NUBE DE ETIQUETAS

animales (284) ciencia (143) biología (95) blog (88) películas (66) animación (64) película (64) anatomía (62) ilustraciones (59) pelicula (58) arte (57) evolución (57) vídeo (57) libros (50) blogs (47) estadísticas (45) ilustración (45) peliculas (45) aves (44) series (41) insectos (38) biologia (37) comic (37) ilustradores (37) dibujos (35) fotos (32) cómics (30) blogueando (29) dinosaurios (28) video (28) comics (27) fotografia (26) vocabulario (24) biocabulario (23) darwin (22) dibujo (22) ciencias (21) geología (20) maquetas (20) viñetas (20) música (19) premio (16) Manu (15) educación (12) medio ambiente (11) entomología (10) zoologia (9) agua (8) célula (8) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)