lunes, 12 de agosto de 2019

Los posos del café, de Rafael Navarro Zaá [Mini-reseña]

Y hoy de nuevo traemos otra mini-reseña veraniega, en este caso se trata de una novela. Los posos del café es la primera novela del escritor y poeta Rafael Navarro Zaá. Se trata de una novela corta, o al menos a mí se me ha hecho corta, que narra la historia de Alberto, un psicólogo un poco cansado de la vida que lleva, que decide romper con todo y marcharse a vivir a otro pueblo, decidido a dar un vuelco a su existencia.




Con este argumento no esperamos un thriller, ni una novela de detectives, ni un libro de aventuras, pero Los posos del café nos traslada a un lugar en el que muchos veremos identificados a nuestro yo de la infancia, o a nuestra familia, o muchas de las personas que conocemos o conocimos, porque Alberto, el protagonista, se mueve en un mundo en el que todos podemos identificar a muchos de los personajes que pasan por su vida, e incluso, muchos de nosotros nos hemos sentido como Alberto en algunos momentos de nuestra existencia.

La novela, lejos de ser simple, es compleja en su sencillez, ya que todos los personajes tienen un trasfondo muy interesante, y quedan bastante bien definidos conforme los vamos conociendo, pudiendo ver en ellos tanto su personalidad, como su evolución cuando interaccionan unos con otros.


En el libro, Alberto se traslada de pueblo, y aunque no se mencione de que pueblo procede ni a cual va, la descripción de todos los lugares donde acontece la historia, a mí me ha trasladado a mi pueblo, a Arahal, quizás pueda ser porque en el momento de leerlo estoy fuera, en Rota, donde llevo ya unas semanas, y posiblemente la añoranza juegue a favor de esos recuerdos. Asimismo, personajes como el amigo del protagonista, la doctora, los trabajadores de la residencia, los niños, la pareja del protagonista... también te hacen pensar en personas que todos conocemos y que nos recuerdan a los de la novela. Creo que Rafa ha hecho un gran trabajo definiendo a cada personaje, dotándolos de personalidad, pasado, evolución y por ello, la novela te engancha desde el primer capítulo.

Rafael Navarro Zaá, además de poeta y escritor, como ya he dicho antes, es también paisano mío, arahalense, compañero de colegio, maestro de primaria y por supuesto amigo. Y estoy seguro de que ha querido plasmar algunos de los lugares de nuestro pueblo en su historia, y si no ha sido esa su intención, a mí me los ha evocado. Desde el momento en el que Alberto empieza su viaje, el lector se sumerge inmediatamente en la cabeza del protagonista, empieza a pensar en sus motivaciones y empatiza automáticamente con él, comprendiendo sus respuestas, su coraza y su forma de proceder, aunque no las comparta. 



Muchos de los pasajes de la novela, delatan que el autor conoce a la perfección como funciona un colegio, o una residencia para niños con problemas de integración social, y como se comportan tanto los niños, como los adultos, ya sea el director de la institución o los trabajadores de ésta, así como las familias de dichos niños. El caso es que todo ello queda perfectamente retratado en esta historia a partir de que el protagonista pasa a trabajar en dicho lugar. No daré más detalles porque no quiero atravesar la delgada línea del spoiler.


Cuanto estuve en la presentación que Rafa hizo en Arahal de su novela, a finales del año pasado, me picó mucho la curiosidad, ya que no veía la relación entre el título, Los posos del café, y lo que Rafa explicó sobre el argumento, y le dije que ya le daría mi parecer sobre ella cuando la leyera en verano. Espero que la mini-reseña sea de su agrado y haya sabido captar lo que él nos ha querido contar. Al menos desde mi punto de vista creo que es una buena historia, incluso podría dar para una película española, aunque cuando tuve este pensamiento y me quise imaginar qué actrices y actores encajarían mejor en cada personaje, fui incapaz de ponerles cara, porque en mi mente ya había construido a todos los personajes según las descripciones. 



Termino ya la reseña recomendando esta historia, y esperando que su autor, mi amigo Rafa, nos deleite pronto con muchas otras novelas. Creo que esta primera incursión desde el mundo de la poesía al mundo de la narrativa, no podía ser mejor y desde aquí lo animo a seguir en esta línea. Mientras tanto, yo seguiré su consejo, y moveré los posos a mi antojo.


-------------------------
Entradas relacionadas:



No hay comentarios:

NUBE DE ETIQUETAS

animales (282) ciencia (125) biología (83) blog (83) animación (64) películas (64) película (63) anatomía (62) ilustraciones (59) pelicula (58) arte (57) evolución (56) vídeo (56) blogs (47) estadísticas (45) ilustración (45) peliculas (45) aves (44) series (40) biologia (37) comic (37) ilustradores (37) insectos (37) libros (36) dibujos (35) fotos (32) blogueando (29) cómics (28) video (28) comics (27) fotografia (26) dinosaurios (25) vocabulario (24) biocabulario (23) dibujo (22) ciencias (21) darwin (21) maquetas (20) viñetas (20) geología (19) música (19) premio (16) Manu (15) educación (11) medio ambiente (10) entomología (9) agua (8) célula (8) zoologia (8) imágenes (7) Marta (5) geocabulario (4)